Miércoles, 16 de Junio del 2021

Últimas noticias

NEUROLOGÍA

Un chip bajo la piel permite identificar mejor a los pacientes con riesgo de ictus recurrente

JAMA · 09 junio 2021

Un pequeño chip insertado bajo la piel en pacientes que han experimentado ciertos tipos comunes de ictus podría ayudar a los médicos a predecir su probabilidad de sufrir un segundo ictus y, por tanto, de beneficiarse de una terapia preventiva.

Los resultados proceden de un ensayo clínico publicado en JAMA y dirigido por investigadores del Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern (Estados Unidos).

Hasta una cuarta parte de los ictus se producen en personas que ya han sufrido un ictus previo. Los investigadores han estado buscando formas de identificar a los pacientes con probabilidades de ictus recurrente, ya que estas podrían ser candidatos a tomar determinados medicamentos, como anticoagulantes.

Uno de los grupos de pacientes con mayor riesgo de ictus recurrente es el de los afectados por la fibrilación auricular. Investigaciones recientes han demostrado que un pequeño chip insertado bajo la piel puede monitorizar la frecuencia y el ritmo cardíacos, y ayudar a los médicos a detectar la fibrilación auricular en pacientes que previamente han sufrido un ictus criptogénico, accidente cerebrovascular sin causa identificada, a pesar de las exhaustivas pruebas realizadas al paciente.

Ahora han probado el chip, denominado monitor cardiaco insertable, en pacientes que sufrieron un ictus causado por el estrechamiento de una arteria grande como la carótida o por la obstrucción de una arteria pequeña en el cerebro profundo, donde la fibrilación auricular sería inesperada.

En el ensayo, 492 pacientes fueron asignados al azar y completaron 12 meses de seguimiento tras recibir un monitor cardiaco insertable en los 10 días siguientes al ictus inicial o la atención habitual, consistente en una monitorización cardiaca externa mediante electrocardiogramas u otros métodos de seguimiento.

El chip detectó fibrilación auricular en el 12,1 por ciento de los pacientes, frente al 1,8 por ciento detectado mediante la atención habitual. El equipo observó que los episodios de fibrilación auricular no eran breves, ya que la mayoría duraban al menos una hora. La mayoría de los especialistas recomendarían que los pacientes con este grado de fibrilación auricular empezaran a tomar anticoagulantes para prevenir un futuro ictus.

"Descubrimos que una minoría significativa de pacientes con ictus que no se creen relacionados con la fibrilación auricular tienen en realidad fibrilación auricular, pero solo podemos encontrarla con un monitor implantable", explica el autor principal, Richard A. Bernstein.

Los autores apuntan que, por cada ocho pacientes monitorizados, los médicos podrían esperar encontrar fibrilación auricular en uno de ellos en el primer año. "Esto podría cambiar drásticamente las recomendaciones de tratamiento por parte de su médico", subrayan.

Los próximos pasos de esta investigación incluyen la identificación de los factores del paciente que predicen el desarrollo de fibrilación auricular y la duración y el alcance de la arritmia. Se están explorando otros estudios para comprender mejor la relación entre la fibrilación auricular silente y los ictus recurrentes de todo tipo.

Referencia: JAMA. 2021 Jun 1;325(21):2169-2177. doi: 10.1001/jama.2021.6470

Noticias relacionadas

11 Mar 2021 - Actualidad

La inteligencia artificial puede predecir la fibrilación auricular y el riesgo de ictus

Científicos estadounidenses han entrenado una red neuronal con más de 1,6 millones de ECG de 430.000 pacientes a lo largo de 35 años con el fin de predecir futuros eventos clínicos.

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?