Martes, 16 de Agosto del 2022

Últimas noticias

RADIOLOGÍA

Proponen una serie de medidas contra la escasez mundial de medios de contraste, fundamentales para el diagnóstico por imagen

Europa Press · 05 julio 2022

Cada año se realizan más de 50 millones de exámenes de diagnóstico por imagen con medios de contraste, incluidas casi todas las angiografías y aproximadamente la mitad de las tomografías computarizadas.

Matthew Davenport, radiólogo de la Universidad de Michigan Health (Estados Unidos) y vicepresidente de la Comisión de Calidad y Seguridad del Colegio Americano de Radiología, ha propuesto una serie de medidas para paliar la escasez mundial de medios de contraste, una herramienta fundamental para el diagnóstico por imagen.

En abril, el confinamiento de Shangai (China) debido a la política china de 'cero COVID' provocó una escasez mundial de medios de contraste yodados producidos por GE Healthcare. Muchos sistemas de salud, aproximadamente la mitad de la cuota de mercado en Estados Unidos, utilizan GE Healthcare como su proveedor preferido para los medios de contraste, y la compañía tiene la mayor parte de su fabricación de medios de contraste centrada en Shanghai.

Los medios de contraste se utilizan para mejorar el diagnóstico por imagen, y la escasez ha afectado a millones de exámenes. Cada año se realizan más de 50 millones de exámenes de diagnóstico por imagen con medios de contraste, incluidas casi todas las angiografías y aproximadamente la mitad de las tomografías computarizadas.

Los medios de contraste son necesarios para algunos tipos de exámenes, como la evaluación de las arterias del corazón y el TAC para las hemorragias agudas, y mejoran la precisión del diagnóstico en otros, como el TAC para el cáncer o las infecciones.

GE Healthcare ha aumentado la producción en sus instalaciones de Shangai, ha incrementado la producción en sus instalaciones de Irlanda y ha enviado por avión medios de contraste a Estados Unidos. Se estima que la producción debería normalizarse a finales de junio de 2022. Sin embargo, China sigue aplicando una política de 'cero COVID', por lo que el futuro sigue siendo imprevisible.

"Durante esta grave escasez, los sistemas de salud se han visto obligados a comparar sus existencias con la fecha prevista de vuelta a la normalidad para determinar el grado de conservación del material de contraste. El objetivo ha sido evitar que se agoten, lo que impediría la obtención de imágenes de los pacientes para los que los medios de contraste eran necesarios, y conservar los medios de contraste de la manera más segura para los pacientes", apunta Davenport.

En una carta publicada en la revista científica JAMA, Davenport y un equipo de investigadores modelaron varias formas de conservar los medios de contraste. Descubrieron que una combinación de métodos podría reducir el uso de medios de contraste para las tomografías computarizadas en aproximadamente un 80 por ciento si se toleraba una reducción moderada de la precisión del diagnóstico.

En el análisis, los investigadores examinaron lo que sucedería si un sistema pasara de las dosis fijas de medios de contraste a la selección de la dosis de medios de contraste en función del peso de cada paciente.

El equipo descubrió que, para un modelo de 1 millón de TC, pasar a la dosificación basada en el peso podría reducir el uso de medios de contraste en un 12 por ciento.

El segundo método que examinaron consistió en cambiar los ajustes del escáner de TC, permitiendo que la máquina detectara mejor las cantidades más pequeñas de medios de contraste. Este ajuste, según Davenport, funciona mejor para los pacientes más pequeños.

"Esta estrategia no funciona bien en los pacientes más grandes debido al aumento del ruido de la imagen. "Pero en los pacientes más pequeños, los que pesan menos de 80 kilos, la dosis de medios de contraste puede reducirse hasta un 40 por ciento", detalla el científico.

Si se realiza una angiografía coronaria para examinar las arterias del corazón, o un TAC para buscar una disección aórtica posiblemente mortal, es necesario utilizar medios de contraste. La obtención de imágenes de los vasos sanguíneos mediante TC o fluoroscopia suele requerir el uso de medios de contraste. Davenport lo compara con el uso de una linterna en una habitación oscura. Sin la linterna, no se puede ver nada.

Algunas imágenes pueden realizarse con "TC no mejorada", sin utilizar medios de contraste. Sin embargo, en muchos casos, esto supone una pérdida de precisión en el diagnóstico. A menudo se puede hacer un diagnóstico correcto, pero en algunos pacientes puede ser erróneo o incompleto. Davenport compara esta situación con las luces de una ambulancia.

"Probablemente se puede seguir viendo la ambulancia sin las luces, pero tener las luces de la ambulancia hace que sea mucho más probable verla. Las luces y las sirenas de una ambulancia facilitan su percepción. Lo mismo ocurre con los medios de contraste", explica.

La eliminación de los medios de contraste mediante el uso de la TC no mejorada es lo que más medios de contraste conserva (78 por ciento), pero sólo si se puede tolerar una reducción moderada de la precisión diagnóstica.

La mayoría de los hospitales afectados por la escasez de medios de contraste ya han tomado decisiones sobre cómo preservar los medios de contraste y reducir su uso. Sin embargo, según Davenport, la escasez plantea serias dudas sobre el riesgo de la cadena de suministro. Será importante minimizar la posibilidad de que esto ocurra en el futuro.

La mayoría de los sistemas de salud compran la mayor parte de sus medios de contraste a través de un único proveedor, como GE Healthcare, para ahorrar dinero mediante la contratación de proveedores preferentes. A pesar de que GE ha aumentado la producción de medios de contraste, un brote de COVID-19 en China podría obstaculizar la cadena de suministro una vez más.

"Ya sea que se origine en China con los medios de contraste o en los Estados Unidos con la fórmula infantil, la redundancia de la cadena de suministro es una lección crítica que estamos volviendo a aprender por las malas. Cuando los sistemas sanitarios toman decisiones de compra, deben considerar la solidez de la cadena de suministro como un riesgo potencial. Los medios de contraste y los preparados para lactantes son importantes para la salud y se utilizan a diario. Tenemos que minimizar el riesgo de perder el acceso a productos críticos. No podemos poner demasiados huevos en muy pocas cestas", concluye Davenport.

Referencia: JAMA. 2022 Jun 9;e229879. doi: 10.1001/jama.2022.9879.

Noticias relacionadas

02 Jun 2016 - Actualidad

Se presenta una obra para identificar la técnica de imagen más apropiada en pacientes de insuficiencia cardíaca

Según datos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la IC sigue siendo la primera causa de hospitalización en mayores de 65 años y afecta en España al 6,8% de la población a partir de 45 años.

15 Feb 2012 - Actualidad

Diseñan un visor web de imágenes radiológicas que mejorará la telerradiología hospitalaria

Conocido con el nombre de '3Dicom Viewer', el visor funciona en cualquier navegador web y optimiza la descarga de las imágenes con la mínima información necesaria, utilizando para ello la técnica del teselado.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?