Miércoles, 13 de Noviembre del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'PLOS ONE'

Nuevos marcadores genéticos de leucemia linfoblástica aguda

SINC · 10 marzo 2016

El hallazgo, llevado a cabo por el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, evidencia que buena parte de los pacientes pediátricos presenta una translocación denominada t(12;21) y no suelen tener alteraciones genéticas añadidas.

Un estudio del Centro de Investigación del Cáncer (CIC, centro de la Universidad de Salamanca y el CSIC) revela nueva información sobre las características genéticas de la leucemia linfoblástica aguda, el tumor infantil más frecuente. Los científicos han estudiado muestras de pacientes de varios hospitales españoles y han analizado alteraciones genéticas que se pueden asociar a buen y mal pronóstico de la patología.

“Es una enfermedad bien conocida, con alteraciones genéticas que la subclasifican en diferentes tipos, basados en la existencia de translocaciones, es decir, intercambios de material entre cromosomas”, explica a DiCYT Jesús María Hernández Rivas, hematólogo del Hospital Universitario de Salamanca e investigador del CIC.

Sin embargo, “lo que nos interesaba en este estudio era ver si la aparición de alteraciones genéticas asociadas, ya no translocaciones, sino la presencia de grandes pérdidas o ganancias de material genético en la célula tumoral, tenía que ver con la supervivencia”.

El trabajo acaba de ser publicado en un artículo de la revista científica Plos One, firmado en primer lugar por la investigadora colombiana Maribel Forero Castro, que realizó su doctorado en Salamanca. Para desarrollarlo, los investigadores del CIC han utilizado una tecnología de análisis genético masivo, los chips o microarrays de ADN, que permiten estudiar miles de genes simultáneamente.

Los niños suelen tolerar mejor los tratamientos agresivos, mientras que los enfermos de edad avanzada no pueden recibir un trasplante
En los resultados distinguen a los pacientes infantiles de los adultos. Por ejemplo, buena parte de los niños presenta una translocación denominada t(12;21) y no suelen tener alteraciones genéticas añadidas, lo cual implica un buen pronóstico.

Por el contrario, la investigación ha permitido comprobar que ciertas alteraciones genéticas en adultos “que no se ven habitualmente con las técnicas convencionales” pueden conllevar un peor pronóstico. Entre ellas, destaca la pérdida del brazo corto del cromosoma 17, donde se encuentra un gen muy conocido, el p53 o guardián del genoma, el gen que está más frecuentemente alterado en cualquier tipo de tumor. Aunque esta alteración es muy poco frecuente en enfermos con leucemia linfoblástica aguda, cuando aparece, el pronóstico suele ser peor”, comenta.

En cualquier caso, esta enfermedad es extremadamente rara en adultos. Generalmente, la mayoría de las alteraciones genéticas en niños se asocian a un buen pronóstico, mientras que un alto porcentaje de los enfermos adultos presentan alteraciones asociadas a mal pronóstico y hasta hace poco no contaban con fármacos específicos.

Además, los niños suelen tolerar mejor los tratamientos agresivos, mientras que los enfermos de edad avanzada no pueden recibir un trasplante. Eso explica que las curaciones infantiles lleguen a un 85%, mientras que en los adultos las posibilidades de éxito son mucho menores.

Caos genético

Otra aportación significativa del estudio es que demuestra la existencia de cromotripsis en las leucemias linfoblásticas. “Este fenómeno es poco conocido, es una situación en la cual el genoma de la célula tumoral está totalmente desestructurado, no es que haya pérdidas, ganancias o translocaciones, sino un caos genético”, señala Jesús María Hernández.

Los casos de cromotripsis se han observado con mayor frecuencia en tumores sólidos, mientras que en los hematológicos apenas llegan al 1%. No obstante, esta investigación confirma que también puede ocurrir en leucemia linfoblástica aguda, aunque no se ha podido relacionar con ninguna manifestación específica de la enfermedad.

Noticias relacionadas

17 Feb 2016 - Actualidad

El Proyecto ARI recauda fondos para implantar una terapia pionera frente a la leucemia en el Hospital Clínic

Se trata de la Chimeric Antigen Receptor T, un tipo de inmunoterapia capaz de eliminar la leucemia linfoblástica aguda resistente a los tratamientos convencionales, hasta en un 85% de los casos.

20 Nov 2015 - Actualidad

La activación del oncogén JK2 abre la puerta a nuevos tratamientos para linfomas linfoblásticos de células T

Investigadores de la Universidad Autonóma de Madrid sugieren el uso combinado de inhibidores de JAK y drogas epigenéticas como agentes potenciadores de la terapia.

24 Jan 2008 - Actualidad

Aprobada en España la nelarabina para la leucemia linfoblástica aguda

El fármaco, desarrollado por GlaxoSmithKline y comercializado como Atriance, también está indicado para el linfoma linfoblástico de células T

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?