Jueves, 19 de Mayo del 2022

Últimas noticias

NEUROLOGÍA

Niveles elevados de antioxidantes en sangre se relacionan con un menor riesgo de demencia

Neurology · 11 mayo 2022

Las personas con mayores niveles de antioxidantes en sangre pueden tener menos probabilidades de desarrollar demencia, según un estudio publicado Neurology.

El estudio descubrió que las personas con los niveles más altos de los antioxidantes luteína y zeaxantina y beta-criptoxantina en sangre tenían menos riesgo de desarrollar demencia décadas después que las personas con niveles más bajos de estos antioxidantes.

La luteína y la zeaxantina se encuentran en verduras de hoja verde como la col rizada, las espinacas, el brócoli y los guisantes. La beta-criptoxantina se encuentra en frutas como las naranjas, la papaya, las mandarinas y los caquis.

"Prolongar el funcionamiento cognitivo de las personas es un importante reto para la salud pública -afirma la autora del estudio, May A. Beydoun, del Instituto Nacional del Envejecimiento (NIA) de Estados Unidos-. Los antioxidantes pueden ayudar a proteger el cerebro del estrés oxidativo, que puede causar daño celular. Se necesitan más estudios para comprobar si la adición de estos antioxidantes puede ayudar a proteger el cerebro de la demencia".

En el estudio participaron 7.283 personas que tenían al menos 45 años al inicio del estudio. Se les hizo un examen físico, una entrevista y un análisis de sangre para determinar los niveles de antioxidantes al comienzo del estudio. A continuación se les hizo un seguimiento durante una media de 16 años para ver quiénes desarrollaban demencia.

Los participantes se dividieron en tres grupos en función de sus niveles de antioxidantes en sangre. Las personas con las mayores cantidades de luteína y zeaxantina presentaron menos probabilidades de desarrollar demencia que las que tenían niveles más bajos.

Cada aumento de la desviación estándar en los niveles de luteína y zeaxantina, aproximadamente 15,4 micromoles/litro, se asoció con una disminución del 7 por ciento del riesgo de demencia. En el caso de la beta-criptoxantina, cada desviación estándar de los niveles, aproximadamente 8,6 micromoles/litro, se asoció a una reducción del 14 por ciento.

"Es importante señalar que el efecto de estos antioxidantes sobre el riesgo de demencia se redujo un poco cuando tuvimos en cuenta otros factores como la educación, los ingresos y la actividad física, por lo que es posible que esos factores ayuden a explicar la relación entre los niveles de antioxidantes y la demencia", apunta Beydoun.

Referencia: Neurology. 2022;10.1212/WNL.0000000000200289. doi:10.1212/WNL.0000000000200289

Noticias relacionadas

07 Jan 2022 - Actualidad

Los casos de demencia en el mundo se triplicarán en 2050 si los países no combaten los factores de riesgo

Se trata de una de las principales conclusiones del estudio Global Burden of Disease, el primero que proporciona estimaciones de previsión para 204 países y territorios de todo el mundo, publicado en 'The Lancet Public Health'.

16 Mar 2016 - Actualidad

Aumentar las defensas antioxidantes podría retrasar el envejecimiento

Un estudio del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas concluye que un incremento de la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, y por lo tanto de la molécula NADPH, previene los procesos relacionados con la edad.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?