Miércoles, 21 de Agosto del 2019

Últimas noticias

NEUROCIENCIA DE SISTEMAS

Modular la microbiota intestinal para evitar el consumo excesivo de alcohol

JANO.ES · 20 febrero 2019

Un proyecto del IMIM financiado por el Plan Nacional Sobre Drogas evaluará si una terapia con probióticos puede prevenir las conductas adictivas.

Este es el objetivo de un estudio que se inicia en el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas bajo el liderazgo de la Dra. Patricia Robledo, investigadora del Grupo de investigación en farmacología integrada y neurociencia de sistemas. El proyecto, financiado por el Plan Nacional Sobre Drogas, evaluará si un tratamiento con probióticos puede evitar el consumo excesivo de alcohol o prevenir la recaída cuando la adicción ya se ha desarrollado.

"El consumo excesivo de alcohol induce adicción y dependencia, dos procesos que han sido asociados a cambios en múltiples sistemas de neurotransmisión en el sistema nervioso central. Estas alteraciones pueden persistir después de la desintoxicación y provocar la recaída cuando aparecen estímulos asociados al consumo de alcohol", explica la Dra. Robledo.

Los intestinos y el cerebro se comunican mediante un complejo sistema de señalización denominado eje intestino-cerebro, donde la microbiota tiene un rol fundamental. Varios estudios han mostrado que el alcoholismo y la adicción a la cocaína inducen cambios en la composición de la microbiota intestinal, y otros estudios sugieren que la microbiota intestinal podría influir en cierta medida en el desarrollo de conductas adictivas. Sin embargo, aún no se ha podido demostrar si las modificaciones de la microbiota inducidas por un consumo crónico de alcohol, podrían contribuir en los procesos de recaída.

La recaída es un trastorno crónico y recidivante difícil de tratar y que supone una gran carga para el sistema de salud pública. "En nuestro proyecto trabajaremos con modelos animales y estudiaremos si la optimización de la microbiota intestinal con un tratamiento con pre/probióticos desde la gestación previene el consumo excesivo de alcohol en la adolescencia y evaluaremos si el tratamiento con pre / probióticos previene la recaída cuando ya se haya desarrollado un patrón de consumo excesivo de alcohol en la vida adulta", señala la Dra. Robledo. En ambos casos, el estudio evaluará también las posibles diferencias existentes entre machos y hembras y se correlacionarán las modificaciones conductuales con cambios en sistemas de neurotransmisión implicados en estos procesos.

El consumo de alcohol en menores es un tema de especial relevancia, ya que, últimamente, se ha incrementado el porcentaje de menores de 15 a 17 años y mujeres jóvenes que abusan del alcohol en grandes cantidades durante pocas horas, siguiendo un patrón de consumo por atracón que puede acelerar el proceso adictivo. Lamentablemente, actualmente existen pocos tratamientos que puedan prevenir el desarrollo de un consumo excesivo de alcohol y prevenir la adicción en las poblaciones más vulnerables, como son los adolescentes y las mujeres jóvenes.

Noticias relacionadas

20 Dec 2018 - Actualidad

El alcohol y la temeridad aumentan la probabilidad de conducción delictiva

Un estudio de la Universidad de Granada señala como predictores de un comportamiento delictivo al conducir un consumo de alcohol elevado, un estilo de conducción incauto y la infraestimación del riesgo en actividades de ocio.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?