Domingo, 18 de Abril del 2021

Últimas noticias

TRAUMATOLOGÍA Y ORTOPEDIA

Los tumores óseos benignos son frecuentes en niños

Eurekalert · 05 abril 2021

Los tumores óseos benignos pueden estar presentes en casi el 20 por ciento de los niños sanos, según una revisión de radiografías históricas publicadas en The Journal of Bone & Joint Surgery.

Los fibromas no osificantes y otros tumores óseos benignos comunes en niños sin síntomas son inofensivos y pueden resolverse con el tiempo, según el estudio firmado por Christopher D. Collier, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana (Estados Unidos), y colegas. "Estos hallazgos proporcionan una evidencia única para responder a muchas preguntas que nos hacen cuando aconsejamos a los pacientes y sus familias sobre los tumores óseos benignos", escriben los investigadores.

El estudio ofrece la seguridad de que los tumores óseos benignos en niños sanos son inofensivos. Suelen detectarse en niños de forma incidental en radiografías realizadas por otros motivos. Aunque algunos tumores óseos benignos de la infancia se clasifican como activos o agresivos, estos suelen descubrirse cuando causan molestias o una fractura patológica (causada por una enfermedad subyacente).

"Es comprensible que estos tumores causen mucha ansiedad a los pacientes y a las familias mientras esperan la confirmación de que el tumor es benigno -comenta Collier-. Necesitan tranquilidad y a menudo se preguntan en qué medida estos tumores son frecuentes, cuándo aparecieron por primera vez y si se resolverán con el tiempo. Hasta la fecha no tenemos muchas pruebas para responder a estas preguntas".

Los investigadores analizaron una colección única de radiografías del estudio Brush Inquiry, en el que una serie de niños sanos se sometieron a radiografías anuales desde 1926 hasta 1942. Aunque el estudio Brush Inquiry proporcionó información valiosa sobre el crecimiento y el desarrollo del esqueleto en los niños, un estudio de este tipo no podría realizarse hoy en día por razones éticas, ahora que se reconocen los riesgos de la exposición a la radiación.

Casi un siglo después, las radiografías del Brush Inquiry ofrecen una oportunidad única para identificar los tumores óseos benignos y sus resultados durante varios años de seguimiento. Collier y colegas analizaron un total de 25.555 radiografías digitalizadas en 262 niños, con seguimiento desde la infancia hasta la adolescencia.

Los resultados confirmaron la alta prevalencia de los tumores óseos benignos. Se encontraron 35 tumores óseos benignos en 33 niños, lo que supone una tasa global del 18,9 por ciento si se tiene en cuenta que solo se radiografió el lado izquierdo.

Más de la mitad de los tumores eran fibromas no osificantes, masas de tejido conectivo que no se han endurecido hasta convertirse en hueso. Estos fibromas tendían a aparecer alrededor de los 5 años, con otro pico alrededor del momento de la maduración del esqueleto, posiblemente relacionado con los cambios en las tasas de crecimiento. De los 19 fibromas no osificantes detectados, 7 desaparecieron con el tiempo. Otros pueden haberse resuelto en los años posteriores a que los niños dejaran de someterse a radiografías anuales.

Entre los tumores óseos benignos menos frecuentes se encontraban las enostosis y los osteocondromas o encondromas, que representan zonas de crecimiento anormal pero inofensivo del cartílago. Estos tumores persistían hasta las últimas radiografías disponibles en todos los pacientes que los tenían.

Los resultados coinciden en general con estudios anteriores sobre las tasas de tumores óseos benignos en adultos sanos. Se trata de uno de los primeros estudios sobre tumores óseos benignos en niños y el único que proporciona un seguimiento longitudinal, incluyendo la edad de la primera aparición. "A pesar de las limitaciones inherentes a nuestro estudio histórico -concluye Collier-, puede proporcionar la mejor evidencia disponible con respecto a la historia natural de los tumores óseos benignos infantiles asintomáticos".

Referencia: J Bone Joint Surg Am. 2021 Apr 7;103(7):575-580. doi: 10.2106/JBJS.20.00999

Noticias relacionadas

13 Feb 2012 - Actualidad

Descubren dos genes claves en el desarrollo de uno de los tumores óseos pediátricos más agresivos

Un estudio de medio millar de casos identifica dos biomarcadores genéticos de riesgo en el desarrollo del tumor, uno en el cromosoma 1 y otro en el 10.

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?