Miércoles, 21 de Febrero del 2024

Últimas noticias

PEDIATRÍA

Los niños nacidos antes de la semana 39 presentan una mayor tasa de trastorno por déficit de atención con hiperactividad

Eurekalert · 22 agosto 2022

Los niños nacidos a término (de 37 a 41 semanas) que nacen antes de las 39 semanas son más propensos a experimentar síntomas asociados al trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), según un estudio de la Facultad de Medicina Robert Wood Johnson de la Universidad Rutgers (Estados Unidos).

El TDAH, que afecta a más del 10 por ciento de los niños estadounidenses en edad escolar, se manifiesta en los primeros años de la infancia con síntomas de hiperactividad, impulsividad o falta de atención, y se sabe que está relacionado con el nacimiento prematuro (menos de 37 semanas de gestación).

El estudio, publicado en el Journal of Pediatrics, es uno de los pocos que han investigado las asociaciones entre la edad gestacional a término (37-41 semanas) y el diagnóstico o los síntomas del TDAH. Es el primero que incluye informes de los profesores.

"Los informes de los profesores, junto con los informes maternos y las evaluaciones de los médicos, proporcionan una valiosa información para el diagnóstico del TDAH. Los síntomas reportados por la madre generalmente reflejan comportamientos en el hogar o en pequeños grupos familiares o sociales, mientras que los síntomas reportados por los maestros reflejan comportamientos en un entorno educativo estructurado por profesionales que trabajan con un gran número de niños y observan la gama de comportamientos que los estudiantes exhiben en las aulas", explica Nancy Reichman, autora principal de la investigación.

Reichman y su equipo trataron de estimar las asociaciones entre la edad gestacional a término y los síntomas de TDAH de los niños de 9 años informados por sus profesores.

Analizaron los datos de unos 1.400 niños del estudio Fragile Families and Child Wellbeing, un estudio de cohorte de nacimientos de Estados Unidos que tomó muestras aleatorias de nacimientos en 75 hospitales de 20 grandes ciudades del país entre 1998 y 2000 y volvió a entrevistar a las madres durante 9 años.

Durante esos años de seguimiento, se obtuvo el consentimiento para ponerse en contacto con los profesores de los niños, a los que se pidió que evaluaran a sus alumnos mediante el formulario corto de la Escala de Calificación de Profesores de Conners (Conners' Teacher Rating Scale-Revised Short Form), que incluye síntomas de hiperactividad, TDAH, comportamiento de oposición y problemas cognitivos o falta de atención.

En general, los investigadores descubrieron que los niños nacidos prematuramente (37-38 semanas) tenían puntuaciones significativamente más altas en las escalas de valoración de los profesores que los niños nacidos a término (39-41 semanas) en cuanto a hiperactividad, TDAH y problemas cognitivos o falta de atención, pero que la edad gestacional no estaba significativamente asociada con el comportamiento de oposición.

En concreto, descubrieron que cada semana de edad gestacional a término se asociaba con un 6 por ciento menos de puntuaciones de hiperactividad y un 5 por ciento menos de puntuaciones de TDAH y problemas cognitivos o falta de atención, y que el nacimiento entre las 37 y 38 semanas se asociaba con un 23 por ciento más de puntuaciones de hiperactividad y un 17 por ciento más de puntuaciones de TDAH en comparación con el nacimiento entre las 39 y 41 semanas.

"Los hallazgos se suman a la creciente evidencia que apoya las recomendaciones actuales de retrasar los partos electivos hasta por lo menos a las 39 semanas y sugieren que los exámenes regulares de los síntomas del TDAH son importantes para los niños nacidos entre las 37 y 38 semanas", apunta Reichman.

Los niños prematuros tienen un mayor riesgo de padecer TDAH debido a su inmadurez en el desarrollo del cerebro. "Entre las semanas 34 y 40 de gestación se observa un importante crecimiento y desarrollo de varios tipos de células cerebrales. Los bebés que nacen a término probablemente se benefician de las una o dos semanas adicionales de crecimiento cerebral en el útero en comparación con los que nacen a término", concluye la investigadora.

Referencia: J Pediatr. 2022;S0022-3476(22)00698-9. doi:10.1016/j.jpeds.2022.07.042

Noticias relacionadas

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?