Martes, 10 de Diciembre del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'ANNALS OF INTERNAL MEDICINE'

Los especialistas piden a la población confiar en la función preventivo de la nutrición

JANO.ES · 03 octubre 2019

Cinco artículos publicados recientemente sugieren que no hay razón para moderar el consumo de carne roja y procesada, como dictan las recomendaciones de salud. Especialistas de todo el mundo, incluidos los de la Sociedad Española de Epidemiología, han criticado que estas conclusiones no son correctas, y que estos estudios no aportan ningún dato que no fuese ya conocido.

En octubre de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) divulgó un comunicado en que sostenía que las carnes procesadas aumentaban el riesgo de cáncer, para días más tarde matizar esta afirmación. Por un lado, confirmó la recomendación de 2002 de consumir de forma moderada carne en conserva para reducir el riesgo de cáncer, si bien puntualizó que no llamaba a dejar de comer carnes procesadas, sino que decía que una reducción del consumo podía disminuir el riesgo de cáncer colorrectal.

Ahora, la polémica se ha avivado tras la publicación esta semana de un macroestudio –formado por cinco artículos de revisión– en la revista Annals of Internal Medicine, que indica la llamada a reducir el consumo podría no estar justificada. El Grupo de Trabajo de Nutrición de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha analizado este informe y ha pedido a la población confiar en la función preventiva de la nutrición frente a las enfermedades.

Evidencias en contra

La evidencia científica frente a estas nuevas recomendaciones es extensa. El mayor ensayo europeo aleatorizado en nutrición, el estudio PREDIMED, demuestra que disminuir el consumo de carnes rojas y procesadas reduce sustancialmente los casos graves de enfermedad cardiovascular, así como la enfermedad arterial periférica, fibrilación auricular, cáncer de mama o diabetes.

Por otro lado, el macroestudio europeo EPIC, que incluyó en su análisis 448.568 mujeres y hombres, estima que el 3,3 % de las muertes que ocurren en Europa se prevendrían si el consumo de carnes procesadas se redujese a menos de 20 g/día.

Específicamente en España, el Proyecto SUN, con más de 18.000 participantes, encontró que por cada ración más de carne roja al día la mortalidad por todas las causas en participantes mayores de 45 años aumentaba casi en un 50 %, y también que las mujeres que consumían más carnes rojas o procesadas antes del embarazo duplicaban su riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Noticias relacionadas

29 Dec 2011 - Actualidad

Relacionan el consumo excesivo de carnes rojas con el riesgo de desarrollar cáncer de riñón

Un estudio a partir de 500.000 estadounidenses mayores de 50 años muestra que los individuos de la muestra que comían más carne roja que cerca de 113 gramos diarios) eran más propensos (en un 19%) a padecer la enfermedad.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?