Martes, 27 de Febrero del 2024

Últimas noticias

PSIQUIATRÍA

Las enfermedades mentales consumen hasta el 20% del gasto sanitario en los países desarrollados

JANO.es y agencias · 12 marzo 2010

Los trastornos más frecuentes son depresión y ansiedad, pero los que generan más carga económica son esquizofrenia y demencia.

Las enfermedades mentales consumen en los países desarrollados hasta el 20% del gasto sanitario, aunque esta cifra aumentará en los próximos años, según señalaron ayer los especialistas reunidos con motivo del 17º Simposio de la Fundación Lilly Desde la neurología a la nosología de las enfermedades mentales.
Independientemente de su grado de desarrollo económico, en el mundo hay más de 600 millones de personas afectadas por trastornos mentales; las más frecuentes son la depresión y la ansiedad, aunque la esquizofrenia y la demencia son las que más contribuyen a aumentar la carga económica.
No obstante, como afirma el profesor Norman Sartorius, ex director de la división de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y profesor asociado en la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins de Baltimore (EE.UU), "más allá del impacto socio sanitario de los trastornos psiquiátricos, éstos producen un claro impacto en la calidad de vida del paciente y las personas de su entorno o familia".
La mejor comprensión de los fenómenos psiquiátricos ha permitido evidenciar que los trastornos mentales se producen independientemente del grado de desarrollo socioeconómico. Tal y como destaca el profesor Sartorius "tradicionalmente se pensaba que los países desarrollados tenían un menor grado de enfermedades mentales pero esto es erróneo. Los países del denominado tercer mundo tienen una incidencia similar de trastornos mentales e incluso algunas patologías son más frecuentes en países menos desarrollados".
En este punto, según el profesor Juan José López-Ibor, jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, coincide en señalar que "salvo circunstancias excepcionales como las guerras, las enfermedades mentales son bastante homogéneas, si excluimos el consumo de sustancias o el envejecimiento". "En el primer mundo hay factores protectores como la cultura, la alimentación o cierta estructura de familia, que nos hacen ser más sanos física y psíquicamente; en el tercer mundo, todo evoluciona peor", añade.
No obstante, acontecimientos actuales, como la crisis económica, no han tenido consecuencias en la demanda sanitaria en España ya que, a su juicio, "las sociedades modernas protegen a los individuos y hay esperanza de que se den soluciones desde múltiples ámbitos, como las caritativas ONG y la solidaridad ciudadana".
Trastornos de estrés
En cuanto al efecto de los desastres naturales, tales como Chile o Haití, el profesor López Ibor afirma que habrá un aumento de trastornos de estrés "porque las grandes catástrofes ponen a prueba la capacidad de reacción de una sociedad". Asimismo, esta situación de estrés puede producirse en poblaciones que no lo viven directamente "debido a la repetición de imágenes del suceso en los medios de comunicación que hacen que el cerebro reviva la experiencia constantemente".
Situaciones como el estrés, los desastres naturales, las crisis económicas o las guerras son responsables directos del incremento del riesgo de padecer una enfermedad mental. En este contexto, los expertos alertan de los cambios que se han producido en los mecanismos de defensa tradicionales ante las enfermedades mentales.
"Muchos de los mecanismos de ayuda y defensa contra las alteraciones mentales han desaparecido, como la protección y apoyo de la familia, hasta ahora un reconocido elemento básico para una buena salud mental. La familia debería ser ahora sustituida por otros mecanismos que permitan el equilibrio mental", destaca Sartorius.
Por otra parte, destacaron que entre los problemas a los que se enfrentan los expertos en la actualidad se encuentra el control del estigma asociado a las enfermedades mentales. "Los programas de salud mental de los gobiernos deben luchar contra la estigmatización de los pacientes. Es preciso abordar y luchar contra la enfermedad mental como se hace con las enfermedades físicas, aplicando las más avanzadas técnicas de prevención y ayudando a la familia y al entorno del paciente y suministrando el mejor tratamiento disponible", explica Sartorius.

Noticias relacionadas

23 Feb 2010 - Actualidad

El comportamiento neuronal ante el estrés crónico explicaría la propensión a la enfermedad mental

Un estudio identifica porqué algunos individuos son susceptibles a patologías como la depresión o el trastorno de estrés postraumático.

16 Feb 2010 - Actualidad

Una asociación de hospitales propone la creación de una agencia de salud mental en Catalunya

La Unió Catalana d’Hospitals apuesta por un organismo que aborde de forma integral y transversal las enfermedades mentales, unificando los recursos de los diferentes departamentos implicados.

28 Jan 2010 - Actualidad

Fruta y verdura para mejorar la función mental

Científicos alemanes muestran que quienes consumen las cantidades recomendadas tienen un mejor funcionamiento cognitivo

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?