Sábado, 13 de Agosto del 2022

Últimas noticias

PEDIATRÍA

La vacunación de los niños de 5 a 11 años redujo las hospitalizaciones por la variante Ómicron del SARS-CoV-2 en un 68 por ciento

The New England Journal of Medicine · 01 abril 2022

Un estudio de ámbito nacional estadounidense también muestra cómo la vacuna administrada a adolescentes de 12 a 18 disminuyó los ingresos y la enfermedad grave durante las oleadas de Delta y Ómicron.

Un estudio de ámbito nacional realizado en Estados Unidos, publicado en The New England Journal of Medicine, muestra que la vacunación de los niños de 5 a 11 años redujo las hospitalizaciones por COVID-19 en más de dos tercios durante la oleada de la variante Ómicron y protegió contra la enfermedade grave.

Aunque la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech estuvo disponible en octubre para niños de 5 a 11 años, muchos padres dudaron en vacunarlos. Hasta el 16 de marzo solo el 27 por ciento había recibido dos dosis de la vacuna, según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El estudio, codirigido por Adrienne Randolph, del Hospital Infantil de Boston y los CDC, también confirma que la vacunación redujo las hospitalizaciones por COVID-19 en adolescentes de 12 a 18 años y protegió contra la enfermedad grave, en línea con un estudio realizado a principios de este año.

"La razón para que un niño se vacune contra la COVID-19 es prevenir las complicaciones graves de la infección por el SARS-CoV-2, incluida la hospitalización -resalta Randolph-. Estos datos demuestran que la vacunación reduce sustancialmente ese riesgo en los niños de 5 a 11 años. Y aunque la vacunación proporcionó a los adolescentes una menor protección contra la hospitalización por Ómicron frente a Delta, evitó la enfermedad crítica de ambas variantes".

El estudio aprovechó los datos de la Red Nacional de Superación de COVID-19, que Randolph lanzó en 2020. Incluyó a 1.185 niños con COVID-19 en 31 hospitales pediátricos de Estados Unidos: 918 adolescentes de 12 a 18 años y 267 niños de 5 a 11 años. El equipo también inscribió a pacientes de edad similar que fueron hospitalizados por otras razones y sirvieron como controles.

El estudio abarcó desde julio de 2021 hasta el 17 de febrero de 2022, durante las oleadas de Delta y Ómicron. En los niños de 5 a 11 años, los beneficios de la vacuna solo pudieron evaluarse durante la oleada de Ómicron, ya que la vacuna no fue aprobada para ellos hasta octubre de 2021.

En general, el 88 por ciento de los pacientes hospitalizados con COVID-19 no estaban vacunados y el 25 por ciento presentaba enfermedad crítica que requería intervenciones de soporte vital.

De los niños de 5 a 11 años hospitalizados con COVID-19, el 92 por ciento no estaban vacunados. El 16 por ciento estaban en estado crítico, necesitando medidas de soporte vital como la intubación. De estos, el 90 por ciento no estaban vacunados.

De los adolescentes de 12 a 18 años hospitalizados con COVID-19, el 87 por ciento no estaban vacunados. El 27 por ciento tenía una enfermedad crítica, y de estos, el 93 por ciento no estaba vacunado. Dos adolescentes murieron.

Basándose en sus observaciones, los investigadores calculan que entre los niños de 5 a 11 años, dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech mostraron una eficacia del 68 por ciento para prevenir la hospitalización durante la oleada de Ómicron. Debido a que este grupo de edad solo fue elegible para la vacuna recientemente, las cifras no fueron suficientes para evaluar la enfermedad crítica por separado.

Entre los adolescentes de 12 a 18 años, la vacunación fue un 92 por ciento eficaz contra la hospitalización por la variante Delta, y descendió al 40 por ciento con la variante Ómicron. En cuanto a la prevención de la enfermedad crítica, la vacunación fue un 96 por ciento efectiva para prevenirla durante la oleada de Delta y un 79 por ciento durante la de Ómicron.

"Esperamos que nuestros resultados ayuden a los padres a tomar la decisión de vacunar a sus hijos y adolescentes contra la COVID-19 -afirma Randolph-. Los beneficios superan claramente los riesgos, ya que las infecciones graves en la infancia pueden tener consecuencias a largo plazo".

Referencia: N Engl J Med. 2022;10.1056/NEJMoa2202826. doi:10.1056/NEJMoa2202826

Noticias relacionadas

16 Mar 2022 - Actualidad

El ECDC confirma la eficacia de las vacunas contra la COVID-19 grave

La actualización de los resultados de efectividad muestra un intervalo de confianza del 93 por ciento en pacientes hospitalizados con infección respiratoria grave, observados 14 días después de la vacunación completa con la serie primaria.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?