Domingo, 18 de Abril del 2021

Últimas noticias

REUMATOLOGÍA

La proteína GBP5 podría mejorar el tratamiento de la artritis reumatoide

Eurekalert · 06 abril 2021

Una investigación dirigida por científicos de la Universidad Washington State (Estados Unidos) ha descubierto que una proteína conocida como GBP5 parece desempeñar un papel clave en la supresión de la inflamación en la artritis reumatoide.

El descubrimiento, publicado en Arthritis & Rheumatology, podría conducir algún día a nuevos tratamientos para ralentizar o detener el avance de la enfermedad. Según los investigadores, también podría tener aplicaciones en otras enfermedades inflamatorias.

El primer autor, Mahamudul Haque, se topó por primera vez con la GBP5 en 2015. Se había encargado de comparar la expresión de diferentes genes en el tejido articular de pacientes con artritis reumatoide y en el tejido articular no enfermo. Entre los miles de genes incluidos en su análisis, un gen destacaba en particular porque su nivel de expresión era varias veces mayor en el tejido de la artritis reumatoide. Ese gen codificaba la proteína de unión a guanilato 5 (GBP5).

"Eso nos llamó la atención y nos interesó", señala el autor principal Salah-Uddin Ahmed. Según Ahmed y Haque, ningún otro estudio había analizado el papel de la GBP5 en la artritis reumatoide u otras enfermedades autoinmunes, así que decidieron emprender la tarea.

La inflamación observada en la artritis reumatoide provoca una dolorosa hinchazón de los tejidos articulares que puede provocar la pérdida de hueso y la deformación de las articulaciones. Las investigaciones anteriores realizadas por Ahmed y su equipo sugieren que esta inflamación está impulsada principalmente por la interleucina-1 beta (IL-1 beta). Para averiguar qué papel desempeña la GBP5, diseñaron una serie de experimentos con fibroblastos sinoviales de artritis reumatoide, tipo de célula situado en el tejido que recubre las articulaciones y que se sabe que desempeña un papel en la inflamación y la destrucción articular. Cuando manipularon las células para que dejaran de producir GBP5 y luego añadieron IL-1 beta para inducir la inflamación, observaron niveles mucho más altos de inflamación en las células que carecían de GBP5 frente a las no manipuladas. Es más, cuando aumentaron los niveles de GBP5 en esas mismas células, la inflamación desencadenada por la IL-1 beta disminuyó.

"Nuestra idea inicial era que la proteína GBP5 desempeñaba un papel en la causa de la enfermedad, pero a medida que trabajábamos para descifrar el mecanismo de la GBP5 en la artritis reumatoide descubrimos que se inducía en respuesta a la inflamación y que intentaba reducirla antes de que se descontrolara", explica Ahmed.

Además, su investigación revela cómo la GBP5 interactúa con el interferón gamma, otra citocina que ha demostrado combatir la inflamación en determinadas circunstancias. Cuando silenciaron el gen GBP5, los investigadores descubrieron que reducía la capacidad del interferón gamma para combatir la inflamación desencadenada por la IL-1 beta. Esto sugiere que, además de tener su propio efecto antiinflamatorio, el GBP5 también apoya la función antiinflamatoria del interferón gamma.

Por último, confirmaron sus hallazgos en un modelo de roedor de artritis reumatoide, que demostró que la inflamación de las articulaciones y la pérdida de hueso aumentaban cuando se desactivaba el gen GBP5.

Ahmed comenta que su equipo está llevando a cabo investigaciones adicionales para confirmar que sus hallazgos se mantienen en otros modelos preclínicos de artritis reumatoide. A la espera de nuevos estudios clínicos que pongan a prueba este concepto en pacientes con artritis reumatoide en distintas fases de la enfermedad, Ahmed afirmó que sus hallazgos podrían conducir algún día al desarrollo de nuevas terapias combinadas que podrían aumentar los niveles de GBP5 para reducir la inflamación y la pérdida ósea.

"Lo que nos gustaría saber es si podríamos revertir o suprimir el curso de la enfermedad si introducimos esta proteína muy pronto durante el inicio de la artritis reumatoide", plantean los autores.

Referencia: Arthritis Rheumatol. 2020 Dec 5. doi: 10.1002/art.41611

Noticias relacionadas

19 Aug 2019 - Actualidad

Descrito un mecanismo que favorece la inflamación en artritis reumatoide

Un estudio con participación del Clínic–IDIBAPS muestra que el factor de transcripción Fra-1 propicia que los macrófagos tengan un papel proinflamatorio.

27 Jul 2018 - Actualidad

Identifican un gen asociado con la gravedad de la artritis reumatoide

Un estudio muestra que los alelos de HIP1 afectan a las células que recubren el tejido en la superficie interna de las articulaciones, al reducir o aumentar la invasividad de las células.

22 Aug 2017 - Actualidad

Demostrada la eficacia de un fármaco en artritis reumatoide

El estudio, llevado a cabo por investigadores del Imibic, Reina Sofía y UCO, se ha realizado sobre una cohorte de 20 pacientes a los que se ha tratado con tocilizumab durante 6 meses.

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?