Lunes, 21 de Octubre del 2019

Últimas noticias

ONCOLOGÍA MÉDICA

La inmunoterapia, alternativa en cáncer de estómago, unión gastroesofágica y cuello uterino

JANO.ES · 01 octubre 2019

Entre el 27 de septiembre y el 1 de octubre, la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), en colaboración con la Asociación Europea para la Investigación en Cáncer (EACR), ha celebrado en Barcelona su congreso anual, en el que se han reunido más de 30.000 expertos oncológicos. Se trata de una de las citas internacionales de oncología más importantes y en la que se han presentado los últimos avances en la investigación y el tratamiento del cáncer.

El Dr. Josep Tabernero, presidente de ESMO, director del VHIO y jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Vall d’Hebron, destaca el carácter multidisciplinar del evento, en línea con la atención cada vez más integral del cáncer y que hace necesaria la participación de diferentes especialistas para lograr el mejor resultado para los pacientes. “Será un congreso en el que se presentarán muchos avances significativos. Tanto es así que ha sido necesario incluir tres sesiones plenarias en el programa”, explica el Dr. Tabernero.

Uno de los principales esfuerzos de los investigadores en los últimos años se ha centrado en la subclasificación de la enfermedad para de esta forma poder personalizar más los tratamientos. Así, uno de los temas que centrará buena parte de la atención será precisamente el de las terapias dirigidas contra alteraciones concretas de los tumores.

En este sentido, el congreso de ESMO de Barcelona ha supuesto un punto de inflexión en algunas enfermedades como el cáncer de próstata. “Aquí se han presentado estudios que muestran cómo es posible subclasificar más este tipo de cáncer y mejorar la supervivencia de los pacientes. También trabajos sobre tratamientos dirigidos en primera línea de cáncer de ovario y de las vías biliares”, añade el Dr. Tabernero. Sobre estos últimos, cabe precisar que tras mucho tiempo sin tratamientos dirigidos, ahora están empezando a aparecer las primeras terapias dirigidas con buenos resultados.

La inmunoterapia sigue avanzando

El otro tema que ha acaparado buena parte de la atención del congreso es el de la inmunoterapia, uno de los campos más prometedores en el tratamiento del cáncer y ofrece avances continuos. En este sentido, varios investigadores del VHIO han presentado trabajos destinados a desarrollar las terapias basadas en este enfoque. Sin ir más lejos, el propio Dr. Josep Tabernero ha explicado los resultados de una investigación en la que se valora la efectividad del pembrolizumab, un anticuerpo monoclonal que ya había mostrado previamente su eficacia en múltiples tumores y que ahora lo ha vuelto a hacer en pacientes con un adenocarcinoma de unión gástrica o gastroesofágica avanzado como primera línea de tratamiento, y valora su eficacia como agente único.

Para llevar a cabo su investigación, el Dr. Josep Tabernero empleó los datos del ensayo fase III Keynote-062, un estudio internacional en el que participó el VHIO junto con otros centros, aleatorizado para comprobar la eficacia como tratamiento de primera línea de pembrolizumab en monoterapia o combinado con quimioterapia, frente a quimioterapia sola. En total, más de 750 pacientes se reclutaron para el ensayo, dividiéndose de forma aleatoria en tres grupos. Uno de ellos recibía quimioterapia exclusivamente, otro grupo recibía el tratamiento de pembrolizumab y un tercer grupo, un tratamiento combinado. La mediana de seguimiento fue de más de once meses.

Durante el pasado congreso de ESMO Gastrointestinal, que se celebró también en Barcelona entre el 3 y el 6 de julio de este mismo año, ya se presentaron los primeros resultados de este ensayo. “Entonces explicamos que los resultados de pembrolizumab como tratamiento único en estos tumores gástricos y de la unión gastroesofágica, substituyendo a la quimioterapia convencional o la combinación de ambos, no eran inferiores. Y que en aquellos pacientes que expresaban PDL1 de forma elevada los resultados eran más favorables”, apunta el Dr. Josep Tabernero, que además también dirige el Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del VHIO.

En este congreso de ESMO se han avanzado más resultados relativos a este ensayo, en concreto, a la población de pacientes con inestabilidad de microsatélites, que suponen entre el 8 y el 10% de los tumores gastrointestinales. “Aquí nos encontramos con que hay un beneficio espectacular de la inmunoterapia en primera línea frente a la quimioterapia. Aunque no sea una población muy numerosa, en ellos el beneficio que se obtiene es muy notable”, comenta el Dr. Tabernero. En concreto, los pacientes tratados con pembrolizumab tuvieron una hazard ratio (HR) de supervivencia o tasa de riesgos instantáneos de 0,3, un valor estadístico que nos indica el claro beneficio en este grupo de pacientes tratados con inmunoterapia.

Asimismo, el estudio ha servido para demostrar que el perfil de seguridad del anticuerpo monoclonal es más favorable que el de la quimioterapia, con menos efectos secundarios. “Con todas estas evidencias, confiamos en que el tratamiento inmunoterápico únicamente con pembrolizumab en esta población de pacientes pueda ser considerado en primera línea de tratamiento en pacientes con tumores gástricos”, añade el Dr. Tabernero.

También basado en los resultados del mismo ensayo Keynote-062, la Dra. María Alsina, médico oncóloga en el Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del VHIO que dirige el Dr. Josep Tabernero y cuya investigadora principal es la Dra. Teresa Macarulla, ha llevado a cabo una investigación para medir el impacto de la calidad de vida de los pacientes que reciben el tratamiento en primera línea de pembrolizumab en comparación con la quimioterapia.

Para ello se analizaron los datos de calidad de vida de los pacientes incluidos en el ensayo Keynote-062, concretamente, de todos aquellos pacientes que recibieron una o más dosis de tratamiento del estudio y que completaron una o más evaluaciones de calidad de vida relacionada con la salud. Este análisis se hizo gracias a los registros de dos cuestionarios de calidad de vida adaptados al paciente oncológico y al paciente con cáncer gástrico (QLQ-C30 y QLQ-STO22, respectivamente). Se analizaron los datos de casi 500 pacientes.

“Los resultados de la investigación nos indican que la calidad de vida de los pacientes fue parecida entre los dos grupos, independientemente del tratamiento recibido. De hecho, el tratamiento con pembrolizumab demostró un mejor control de las náuseas y vómitos, según el cuestionario QLQ-C30”, apunta la Dra. Alsina. “Estos datos, junto con los datos de eficacia del estudio Keynote-062, apoyan un balance de riesgo-beneficio favorable a la inmunoterapia como primera opción de tratamiento en pacientes afectos de cáncer gástrico y/o de la unión gastroesofágica”.

Cambio de paradigma en el tratamiento de cáncer de cuello uterino

Con un estimado de 570.000 casos y 311.000 muertes alrededor del mundo en 2018, el cáncer de cuello uterino se posiciona actualmente como el cuarto cáncer más frecuentemente diagnosticado y la cuarta causa de muerte por cáncer entre las mujeres. Además, las pacientes con tumores recurrentes y metastásicos pueden enfrentarse a un desalentador pronóstico con pocas opciones terapéuticas disponibles. La necesidad de identificar y desarrollar oportunidades terapéuticas efectivas contra este tipo de tumor es, por lo tanto, algo crítico.

Durante la Sesión de Presentaciones Orales en Cánceres Ginecológicos se dieron a conocer los resultados preliminares de un estudio de cohortes combinado fase I/II de un ensayo de investigación en inmunoterapia para evaluar la seguridad y eficacia de nivolumab y nivolumab en combinación en tumores asociados a virus (Checkmate 358).

Presentados por la primera autora del estudio, la Dra. Ana Oaknin, investigadora principal del Grupo de Neoplasias Ginecológicas del VHIO y presidenta del Grupo de Cáncer Ginecológico del Congreso de ESMO 2019, este estudio de cohortes comparó nivolumab con ipilimumab para el tratamiento de pacientes con cáncer de cuello uterino recurrente o metastásico con o sin terapias sistémicas previas e independientemente de su expresión de PD-L1.

“Es importante señalar que la única opción de tratamiento de inmunoterapia en segunda línea para estas pacientes es pembrolizumab. Esta inmunoterapia centra su objetivo en la proteína PD-L1 localizada en la superficie de las células T y perfecciona su bloqueo. Solo aquellos sujetos cuyos tumores expresen PD-L1 son elegibles para recibir este tratamiento”, comenta la Dra. Oaknin.

Con el fin de explorar nuevas vías de tratamiento y proveer de esperanza a todas nuestras pacientes, el Checkmate 358 ha sido diseñado para afrontar aquellos cánceres asociados a virus, independientemente de su estado de expresión de PD-L1”, continúa.

Las pacientes que habían o no recibido previamente terapia sistémica fueron randomizadas a cualquiera de las dos combinaciones: A, recibiendo nivolumab más ipilimumab, o B, con esta misma combinación seguida de la subsecuente terapia con nivolumab. Mientras que los resultados demuestran un beneficio clínico en ambas combinaciones, la tasa de respuesta objetiva (ORR) fue significativamente más alta en el grupo B, particularmente en aquellas pacientes que no habían recibido una terapia previa (46 vs. 32%).

La mediana de supervivencia general con el actual tratamiento en primera línea es de alrededor de 17 meses. Aunque la mediana de supervivencia general aún no ha sido alcanzada con esta innovadora inmunoterapia de combinación, sorprendentemente la supervivencia general entre aquellos pacientes que recibieron el régimen B después de haber fallado la respuesta a la terapia basada en platino es de 25 meses.

Para pacientes que recibieron la combinación de nivolumab y ipilimumab sin tratamientos previos para la enfermedad metastásica, la tasa de supervivencia a los 12 meses fue de 83% versus un 38% para aquellas que los tuvieron.

“Estos resultados no solo reflejan la creciente promesa de las inmunoterapias administradas en combinación, sino que también demuestran una mejora en la eficacia para aquellos pacientes que tienen muy pocas opciones terapéuticas disponibles. Igual de importante es que los resultados fueron particularmente alentadores entre los pacientes no tratados previamente con quimioterapia. Nuestros resultados, por lo tanto, representan un decisivo paso adelante, garantizando una investigación más amplia en una mayor población”, concluye la Dra. Ana Oaknin.

Estos resultados confirman los prometedores logros de nivolumab, recientemente presentados por el estudio de cohortes en monoterapia. La investigación, cuya autoría comparte la Dra. Ana Oaknin, y que fue publicada en el Journal of Clinical Oncology, evidencia la seguridad y eficacia del tratamiento únicamente con nivolumab en pacientes en recurrencia y metástasis con cánceres asociados a virus en el cuello uterino, vagina o vulva.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?