Domingo, 21 de Abril del 2019

Últimas noticias

GENÉTICA

Investigadores de Biocruces hallan una posible diana terapéutica para la lipodistrofia

JANO.es · 27 noviembre 2012

El estudio constata la idoneidad del modelo experimental con células madre mesenquimales humanas como vía para el estudio de las laminopatías.

Científicos del Instituto de Investigación Sanitaria BioCruces en el Hospital Universitario de Cruces (Vizcaya) han identificado una posible diana terapéutica para la lipodistrofia. El hallazgo es el resultado de un estudio realizado a partir de un modelo experimental con células madre mesenquimales humanas, y cuyos resultados se han publicado en la revista Stem Cells Translational Medicine.

La lipodistrofia asociada al gen LMNA se caracteriza por alteraciones en la distribución de la grasa corporal y está asociada a complicaciones metabólicas y cardiovasculares tempranas. Su origen puede deberse a mutaciones hereditarias o a ciertos fármacos antisida casi en desuso.

Los investigadores, liderados por la doctora Clara Isabel Rodríguez, jefa del Grupo de Células Madre y Terapia Celular del Instituto de Investigación Sanitaria BioCruces, han averiguado que la acción de los inhibidores de la proteasa del VIH sobre las células mesenquimales da como resultado la acumulación de proteínas lamin A inmaduras. Éstas se asocian posteriormente de manera inadecuada con el factor de transcripción SP1, limitando la actividad de éste y contribuyendo así al desarrollo de la lipodistrofia. El conocimiento de la génesis de esta patología puede dar como resultado el considerar al factor de transcripción SP1 como una diana molecular para el desarrollo de fármacos contra la lipodistrofia.

En el seminario celebrado esta misma mañana para dar a conocer el hallazgo, la ponencia ha corrido a cargo de la doctora Arantza Infante, investigadora del Grupo de Células Madre y Terapia Celular, y coautora del trabajo. La Dra. Infante ha explicado “el estudio de los mecanismos moleculares implicados en el desarrollo de laminopatías mediante un modelo experimental en células madre humanas”.

Lipodistrofia y progeria

Asimismo, ha indicado que “se conoce que las laminopatías se producen cuando se da una acumulación de proteínas lamin A inmaduras. Sin embargo no se sabía por qué dicha acumulación generaba este tipo de patologías”. Entre las laminopatías más frecuentes, la investigadora citó a la lipodistrofia, congénita o adquirida, y al síndrome de envejecimiento prematuro en niños (progeria), de origen genético.

“Con el objetivo de determinar los mecanismos moleculares que dan lugar a la lipodistrofia, nuestra línea de investigación llevaba varios años trabajando en un modelo experimental de laminopatías, concretamente de lipodistrofia, y basado en células madre mesenquimales, dado que muchos de los tejidos afectados por las laminopatías son de origen mesenquimal”.

En este sentido, ha recordado que  “en 2007 se describió que los inhibidores de la proteasa del VIH, fármaco empleado en pacientes con sida, inhibían una enzima que se encarga de procesar correctamente la proteína lamin A madura. Esto da como resultado una acumulación de proteínas lamin A inmaduras que, a su vez, generan la lipodistrofia”.

Gracias a esta investigación llevada a cabo en el Instituto de Investigación Sanitaria BioCruces “hemos podido generar la lipodistrofia en el laboratorio aplicando los inhibidores de la proteasa a células madre mesenquimales humanas. El resultado es la acumulación de proteínas lamin A inmaduras, que, a su vez, provocan cambios en el entramado tridimensional que forma esta red de proteínas”.

“Entonces, nos planteamos la hipótesis de que esos cambios en la red tridimensional provocados por la acumulación de las proteínas lamin A inmaduras originaban interacciones no fisiológicas entre estas proteínas y determinados factores de transcripción. De esta manera, estos factores no podrían ejercer sus funciones correctamente, lo que traería como consecuencia el desarrollo de la enfermedad (en este caso, la lipodistrofia)”, comentó la investigadora de BioCruces.

Una diana útil

De este modo, “comprobamos que la función del factor de transcripción SP1 estaba limitada por su interacción no fisiológica con la proteína inmadura lamin A acumulada. De hecho esta investigación nos ha servido para determinar el papel esencial de SP1 en la formación de adipocitos a partir de células madre mesenquimales, desconocido hasta el momento. Así la alteración en la función de este factor de transcripción contribuye al desarrollo de la lipodistrofia”.

La doctora Infante ha incidido en que este descubrimiento “puede dar como resultado la consideración del factor de transcripción SP1 como una diana molecular que pueda ser útil en el desarrollo de fármacos contra la lipodistrofia”.

Asimismo, ha valorado muy positivamente “la constatación de que el desarrollo de modelos experimentales de laboratorio empleando células madre mesenquimales humanas es una vía idónea para el estudio de enfermedades humanas como las laminopatías”.

Noticias relacionadas

15 Jun 2011 - Actualidad

Una hormona puede servir para paliar la lipodistrofia en pacientes con VIH

La hormona FGF21, que activa la grasa parda del organismo, puede ser clave para suavizar la lipodistrofia que causan los tratamientos antirretrovirales en algunos pacientes con VIH.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?