Sábado, 26 de Noviembre del 2022

Últimas noticias

GINECOLOGÍA

El estudio UKCTOCS concluye que el cribado del cáncer de ovario no reduce la mortalidad

The Lancet · 17 mayo 2021

En este ensayo británico han participado más de 200.000 mujeres de 50 a 74 años que han sido seguidas durante una media de 16 años.

Un ensayo aleatorizado a gran escala sobre el cribado anual del cáncer de ovario, dirigido por investigadores del University College London (Reino Unido), no ha conseguido reducir las muertes por la enfermedad, a pesar de que uno de los métodos de cribado probados detectó los cánceres antes de lo habitual.

Los resultados del UK Collaborative Trial of Ovarian Cancer Screening (UKCTOCS) se han publicado en The Lancet.

Normalmente este cáncer no se diagnostica hasta que se encuentra en una fase avanzada y es difícil de tratar. El estudio UKCTOCS se diseñó para poner a prueba la hipótesis de que un método de cribado fiable que detectara el cáncer de ovario en una fase más temprana, cuando los tratamientos tienen más probabilidades de ser eficaces, podría salvar vidas.

El último análisis examinó los datos de más de 200.000 mujeres de entre 50 y 74 años en el momento del reclutamiento, a las que se hizo un seguimiento durante una media de 16 años. Las mujeres fueron asignadas aleatoriamente a uno de los tres grupos siguientes: sin cribado, cribado anual mediante ecografía y cribado anual multimodal con un análisis de sangre seguido de una ecografía como prueba de segunda línea.

Los investigadores descubrieron que, si bien el método que utilizaba las pruebas multimodales lograba detectar los cánceres en una fase temprana, ninguno de los dos métodos de cribado permitió reducir el número de muertes.

Para Usha Menon, investigadora principal de UKTOCS, se trata “del primer ensayo que demuestra que el cribado puede detectar definitivamente el cáncer de ovario de forma más temprana. Sin embargo, este estudio tan amplio y riguroso muestra claramente que el cribado mediante cualquiera de los enfoques que probamos no salvó vidas. Por lo tanto, no podemos recomendarlo para la población general utilizando estos métodos”.

"Estamos decepcionados porque este no es el resultado que nosotros y todos los participantes en el ensayo esperábamos –añade- y por el que hemos trabajado durante tantos años. Para salvar vidas necesitaremos una prueba de cribado mejor que detecte el cáncer de ovario antes y en más mujeres que la estrategia de cribado multimodal que utilizamos."

Las participantes se inscribieron en el ensayo entre 2001 y 2005. El cribado duró hasta 2011 y consistió en un análisis de sangre anual, en el que se controlaban los cambios en el nivel de la proteína CA125, o en una ecografía vaginal anual. Se asignaron unas 100.000 mujeres al grupo de no cribado y más de 50.000 a cada uno de los grupos de cribado.

El cribado mediante análisis de sangre detectó 39 por ciento más de cánceres en fase inicial (estadios I y II), y 10 por ciento menos de cánceres en fase avanzada (estadio III y IV) en comparación con el grupo que no se sometió a cribado. No hubo diferencias en el estadio de los cánceres detectados en el grupo de ecografía en comparación con el grupo de no cribado.

El análisis inicial de las muertes en el ensayo tuvo lugar en 2015, pero en ese momento no había suficientes datos para concluir si el cribado redujo o no la mortalidad. Al examinar cinco años más de seguimiento, los investigadores pueden ahora concluir que el cribado no salvó vidas.

"Se han producido mejoras significativas en el tratamiento de la enfermedad avanzada en los últimos diez años, desde que finalizó el cribado en nuestro ensayo –señala Mahesh Parmar, y autor principal del artículo-. Nuestro ensayo demostró que el cribado no era eficaz en las mujeres que no presentaban síntomas de cáncer de ovario. En aquellas que sí los presentaban, el diagnóstico precoz, combinado con este mejor tratamiento, puede marcar la diferencia en la calidad de vida y, potencialmente, mejorar los resultados. Además, obtener un diagnóstico rápido, sea cual sea el estadio del cáncer, es muy importante para las mujeres y sus familias".

A juicio de Ian Jacobs, investigador principal de UKCTOCS entre 2001 y 2014, "el cribado poblacional del cáncer de ovario solo puede apoyarse si se demuestra que una prueba reduce las muertes en un futuro ensayo controlado aleatorizado. Sigo teniendo la esperanza de que se encuentre una nueva prueba de cribado eficaz, pero se necesitarán muchos años para llevar a cabo un gran ensayo de la prueba. Siendo realistas, esto significa que tenemos que aceptar a regañadientes que el cribado poblacional del cáncer de ovario está a más de una década de distancia".

Referencia: Lancet. 2021 May 12. doi: 10.1016/S0140-6736(21)00731-5

Noticias relacionadas

09 May 2018 - Actualidad

Cómo planificar eficazmente la cirugía en cáncer de ovario epitelial avanzado

Científicos del HGUC y la Universitat Jaume I demuestran que el índice de carcinomatosis peritoneal es un instrumento objetivo y reproducible para cuantificar la carga tumoral real en estas pacientes.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?