Jueves, 19 de Mayo del 2022

Últimas noticias

GINECOLOGÍA

El 8 de mayo se celebra el Día Mundial del Cáncer de Ovario

Europa Press · 06 mayo 2022

Bajo el lema ""Que nadie se quede atrás", este próximo domingo se conmemora esta jornada de concienciación sobre este tipo de cáncer del que cada año se diagnostican uno 3.600 nuevos casos en España.

Este próximo domingo 8 de mayo se celebra el Día Mundial del Cáncer de Ovario, una jornada creada con la finalidad de generar conciencia en la población acerca de esta enfermedad, catalogada como uno de los tipos de cáncer más frecuentes y que afecta anualmente a más de 250.000 mujeres en el mundo.

Con esta jornada se pretende fomentar una cultura de sensibilización y prevención, para detectar a tiempo esta enfermedad. El Día Mundial del Cáncer de Ovario, que esta edición lleva por lema "Que nadie se quede atrás", se creó en el año 2013, por iniciativa de un grupo de líderes de organizaciones implicadas en la lucha contra el cáncer de ovario en todo el mundo.

La Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO) recuerda que cada año se diagnostican alrededor de 3.600 nuevos casos en España, el sexto más frecuente y el quinto más mortal entre las mujeres por detrás del de mama, pulmón, colon y útero, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), y cuyos casos aumentarán un 42 por ciento para 2040, según la World Ovarian Cancer Coalition.

Esta organización explica  que los síntomas que presenta el cáncer de ovario son inespecíficos, entre ellos hinchazón abdominal, frecuente necesidad de orinar, estreñimiento o diarrea, sensación de plenitud continua o falta de apetito. Por este motivo, se puede confundir con otras enfermedades, lo que ocasiona un retraso en su detección. De hecho, el 75% de los casos se diagnostican en fases avanzadas.

A día de hoy, la tasa de supervivencia global del cáncer de ovario se aproxima al 50 por ciento. Sin embargo, varía en función de los distintos factores pronósticos, como el estadio y el tumor residual tras la cirugía, siendo el principal la extensión de la enfermedad al diagnóstico, según la SEOM.

Según Isabel Rodríguez-Piñero, ginecóloga de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional (Madrid), aunque el cáncer de ovario solo represente el 3 por ciento de todos los tumores femeninos, es la primera causa de muerte de origen ginecológico.

Tal como indica esta especialista "las únicas pruebas de cribado validadas en la actualidad para detección precoz de cáncer son la citología en el cáncer de cérvix, la mamografía en el cáncer de mama y la sangre oculta en heces en el cáncer de colon". A día de hoy, no existe ninguna otra prueba en pacientes con cáncer de ovario de bajo riesgo. "La ecografía transvaginal es la primera prueba a realizar y, de hecho, es la que mejor rendimiento tiene. En caso de dudas, la resonancia magnética ayuda a mejorar la sensibilidad y especificidad, y la tomografía axial computerizada (TAC) sirve para valorar la extensión de la enfermedad", señala esta ginecóloga, quien añade que debe tenerse presente

que cerca del 10 por ciento de los cánceres de ovario son hereditarios, y están asociados a la mutación de los genes BRCA 1 y 2.

"Tener este tipo de mutación aumenta el riesgo de de cáncer de ovario, pero es importante destacar que no todas las mujeres portadoras de la mutación van a desarrollarlo. El aumento de riesgo oscila entre un 39-44 por ciento en el caso de BRCA1 y en torno al 11-17 por ciento en BRCA2", destaca.

También existen otros factores de riesgo, como la edad avanzada, la obesidad, la nuliparidad o primer embarazo por encima de los 35 años. Para esta especialista, las pruebas de imagen, junto con los marcadores tumorales, pueden dar un diagnóstico de sospecha, pero siempre será necesaria una biopsia para obtener la anatomía patológica del tumor y poder hacer una estadificación y un tratamiento adecuado.

El tratamiento varía en función del estadio, el tipo de tumor y la edad de la paciente. "Por supuesto, la decisión de tratamiento se toma por un equipo multidisciplinar que engloba ginecólogos, oncólogos, radiólogos, anatomopatólogos, entre otros", subraya.

En opinión de Rodríguez-Piñero, en estadios iniciales se realiza una histerectomía (extirpación del útero) con doble anexectomía (ambas trompas y ovarios), linfadenectomía pélvica y paraórtica (extirpación de los ganglios linfáticos) y toma de muestras de la cavidad abdominal. En estadios avanzados puede ser necesaria la extirpación de otros órganos afectados, como por ejemplo el bazo", explica.

Noticias relacionadas

17 Mar 2022 - Actualidad

La endometriosis y el cáncer de ovario están relacionados genéticamente

Según investigadores australianos, el hallazgo puede ayudar a identificar posibles dianas terapéuticas y aumentar el conocimiento de ambas enfermedades.

30 Dec 2021 - Actualidad

Los organoides permiten predecir la aparición del cáncer de ovario con años de antelación

Un nuevo estudio estadounidense revela cómo se origina este tumor en las trompas de Falopio y ha caracterizado una mutación en el gen BRCA-1, asociada a un alto riesgo de desarrollarlo.

17 May 2021 - Actualidad

El estudio UKCTOCS concluye que el cribado del cáncer de ovario no reduce la mortalidad

En este ensayo británico han participado más de 200.000 mujeres de 50 a 74 años que han sido seguidas durante una media de 16 años.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?