Miércoles, 21 de Febrero del 2024

Últimas noticias

MICROBIOLOGÍA

Descubierta una toxina que mata a las bacterias de forma inédita y que podría abrir el camino a nuevos antibióticos

Cell · 09 septiembre 2022

Investigadores de la Universidad McMaster (Canadá) han descubierto una toxina desconocida hasta ahora que mata a las bacterias y que podría allanar el camino para una nueva generación de antibióticos, según publican en Molecular Cell.

El estudio, dirigido por John Whitney, muestra que Pseudomonas aeruginosa, conocida por causar infecciones hospitalarias como la neumonía, segrega una toxina que ha evolucionado para matar otras especies de bacterias.

Para Whitney, el aspecto clave de su descubrimiento no es solo que esta toxina mate a las bacterias, sino cómo lo hace. "Esta investigación es importante porque demuestra que la toxina se dirige a las moléculas de ARN esenciales de otras bacterias, dejándolas sin efecto -explica-. Al igual que los humanos, las bacterias necesitan un ARN que funcione correctamente para poder vivir".

"Es un asalto total a la célula por la cantidad de vías esenciales que dependen de los ARN funcionales -añade el primer autor, Nathan Bullen-. Esta toxina entra en su objetivo, secuestra una molécula esencial necesaria para la vida y luego utiliza esa molécula para interrumpir los procesos normales".

Whitney y Bullen, junto con colegas del Imperial College London (Reino Unido) y la Universidad de Manitoba (Canadá), han estudiado esta toxina durante casi tres años para comprender exactamente cómo funciona a nivel molecular.

El avance fue logrado por Bullen tras una rigurosa experimentación con objetivos comunes de las toxinas, como moléculas de proteínas y ADN, antes de probar finalmente la toxina contra el ARN.

Este descubrimiento rompe con los precedentes establecidos por las toxinas dirigidas a proteínas segregadas por otras bacterias, como las que causan el cólera y la difteria.

Los investigadores afirman que este avance encierra un gran potencial para futuras investigaciones que podrían desembocar en nuevas innovaciones que combatan las bacterias causantes de infecciones.

Whitney afirma que la vulnerabilidad recién descubierta puede aprovecharse para el desarrollo de futuros antibióticos.

Referencia: Mol Cell. 2022 Sep 7. doi: 10.1016/j.molcel.2022.08.015

Noticias relacionadas

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?