elsevier

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'BRITISH MEDICAL JOURNAL'

Los hombres se vuelven más agresivos que las mujeres al consumir alcohol

JANO.es · 22 noviembre 2017 15:53

Un estudio basado en una encuesta sobre 30.000 personas de entre 18 y 34 años de 21 países concluye que los hombres tienden a ser más violentos que las mujeres cuando beben alcohol, en especial licores.

Alrededor de 3,3 millones de muertes y uno de cada 20 casos de enfermedad y lesiones en todo el mundo son directamente atribuibles al alcohol, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ahora, investigadores de varios centros británicos han liderado un estudio internacional que pone de relieve “las emociones negativas que provoca beber alcohol”, según comenta a Sinc Mark Bellis, uno de los autores principales y científico del Public Health Wales NHS Trust, en Cardiff, Gales.

Bellis explica que en la actualidad “hay mucho material publicitario para promocionar las emociones positivas que se pueden esperar de la bebida. Nosotros creemos es importante comprender mejor las negativas. Si queremos ayudar a la gente a tomar decisiones informadas sobre este consumo, necesitan tener una imagen completa de cómo el alcohol afecta el estado de ánimo y las emociones”, subraya.

En el trabajo, cuyos resultados se han publicado en la revista BMJ Open, se destacan los distintos sentimientos que provocan diferentes bebidas alcohólicas: vino, cerveza y licores. Según el coautor, “el consumo de estos últimos se relaciona con un mayor aumento de la agresividad, principalmente en hombres y en grandes bebedores”.

Para explorar los factores emocionales en la preferencia por el alcohol, los investigadores recurrieron a respuestas anónimas en la encuesta on line más grande del mundo sobre el uso de alcohol entre adultos.

El sondeo, que se realizó en 11 idiomas, incluye preguntas específicas sobre el consumo de alcohol y los sentimientos asociados con los efectos de beber cerveza, destilados y vino tinto o blanco cuando se está en casa o se sale. Las emociones tenidas en cuenta han sido las siguientes: sentirse energético, relajado, sexy, seguro, cansado, agresivo, enfermo, inquieto y lloroso.

Distintas emociones según el tipo de alcohol

El análisis final incluyó respuestas de unas 30.000 personas de 18 a 34 años de 21 países que habían bebido cada uno de los tipos especificados de alcohol durante el año anterior y que completaron todas las secciones relevantes del cuestionario.

En las conclusiones se vio que los encuestados atribuían distintas emociones a diferentes tipos de alcohol. Los licores fueron los menos asociados con la relajación (solo un 20%); en cambio, el vino tinto fue al que más se atribuyó esta sensación (53%), seguido de la cerveza (alrededor del 50%).

Según el estudio, los licores son los que provocan sentimientos más negativos. Casi un tercio (30%) de los bebedores de alcohol asociaron esa bebida con sentimientos de agresividad, en comparación con el 2,5% de los bebedores de vino tinto.

La agresión no fue la única pulsión asociada al consumo de destilados con mayor probabilidad que la cerveza o el vino. Más de la mitad (un 59%) de los encuestados relacionaron estas bebidas con sensaciones de energía y confianza. Y más de cuatro de cada 10 (42.5%) las asociaron con sentirse sexy.

Las respuestas fueron diferentes según el nivel educativo, el país de origen y la edad. El grupo de edad más joven (18 a 24 años) es el que más asociaba la ingesta de cualquier tipo de alcohol con sentimientos de confianza, energía y sensualidad cuando bebía fuera de casa.

Diferencias de género

Las respuestas también variaron según el sexo y la dependencia del alcohol. Las mujeres fueron más propensas que los hombres a asociar cada sentimiento –salvo la agresión– con todos los tipos de alcohol. Los hombres fueron más proclives a relacionar los sentimientos de agresión con todos los tipos de alcohol, al igual que los categorizados como grandes bebedores, que tenían seis veces más probabilidades que otros de bajo riesgo.

Los investigadores destacan que se trata de un estudio observacional, por lo que no se pueden sacar conclusiones firmes sobre causa y efecto. Además, enfatizan que es probable que haya muchos factores involucrados en los sentimientos provocados por el alcohol, incluida la publicidad, cuándo y dónde se bebe, y el contenido alcohólico de las bebidas.

Noticias relacionadas

23 Oct 2017 - Actualidad

Consumir una dosis baja de alcohol facilita hablar idiomas

Según un estudio de las universidades de Maastricht y Liverpool, tomar una pinta de cerveza mejora la pronunciación, aumenta la confianza y reduce la ansiedad.

06 Oct 2017 - Actualidad

El alcohol provocó 250.000 muertes a causa del cáncer de hígado en 2015

Un análisis sobre esta enfermedad muestra que en 2015 causó la muerte de 810.000 personas, y que en el 30% de estos casos, el detonante fue el consumo de alcohol.

22 Sep 2017 - Actualidad

La ingesta habitual de alcohol en muy pequeñas cantidades no deteriora la capacidad funcional en mayores

Un estudio de la UAM, el CIBERES y el Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII muestra que el consumo regular de dosis mínimas no empeora la función física de los ancianos.

JANO:
Política de privacidad
Publicidad
Sitios Elsevier:
Elsevier.es
Elsevier.com
Fisterra.com

JANO.es es un portal dirigido exclusivamente a los profesionales de la salud.

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utlización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.