Sábado, 22 de Septiembre del 2018

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'BRAIN, BEHAVIOUR AND IMMUNITY'

Las lesiones cerebrales traumáticas provocan cambios en el intestino

JANO.es · 05 enero 2018 00:50

Un estudio de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, observa en ratones interacciones bidireccionales entre el cerebro y el intestino que pueden explicar la mayor incidencia de infecciones sistémicas después del trauma cerebral.

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, han descubierto en ratones que las lesiones cerebrales traumáticas provocan cambios en el intestino, lo que, a su vez, puede aumentar las infecciones y la inflamación cerebral postraumática y la pérdida de tejido asociada.

"Nuestros resultados muestran interacciones bidireccionales entre el cerebro y el intestino que pueden ayudar a explicar la mayor incidencia de infecciones sistémicas después del trauma cerebral", han explicado los científicos, cuyo trabajo ha sido publicado en Brain, Behavior and Immunity.

Ya se sabía que las lesiones cerebrales traumáticas provocaban efectos en el tracto gastrointestinal, si bien hasta ahora no se sabía que este problema puede hacer que el colon se vuelva más permeable, permitiendo así que los microbios dañinos migren desde el intestino a otras áreas del cuerpo.

Ahora bien, todavía no se sabe con exactitud cómo las lesiones cerebrales traumáticas causan estos cambios intestinales, si bien los científicos han comentado que un factor clave en el proceso pueden ser las células gliales entéricas (EGC), una clase de células que existe en el intestino.

Y es que, estas células son similares a las células astrogliales del cerebro, por lo que ambos tipos de células gliales se activan después de la lesión, originando una inflamación cerebral y, por ende, un daño tisular retrasado en el cerebro. Sin embargo, los expertos no han logrado comprender si la activación de estas células tras una lesión cerebral contribuye a la lesión intestinal o si, por el contrario, es un "intento de compensar la lesión".

Por otra parte, los científicos analizaron cómo la disfunción intestinal puede empeorar la inflamación del cerebro y la pérdida de tejido después de una lesión cerebral traumática. Para ello, infectaron a los ratones con 'Citrobacter rodentium', una especie de bacteria que es el equivalente de roedores de 'E. coli', que infecta a los humanos, comprobando que la inflamación del cerebro empeoró y que los roedores perdieron más neuronas que los no tenían la infección.

Un estudio de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, observa en ratones interacciones bidireccionales entre el cerebro y el intestino que pueden explicar la mayor incidencia de infecciones sistémicas después del trauma cerebral.

Noticias relacionadas

22 Sep 2015 - Actualidad

La lesión cerebral traumática lleva al hígado a generar, en 24 horas, una proteína ligada a la inflamación

Este órgano responde incrementando hasta 1.000 veces la producción de amiloide A1 en suero, lo que conlleva un aumento de la inflamación en el cerebro.

12 Mar 2013 - Actualidad

Una sola conmoción puede ocasionar un daño cerebral estructural y permanente

La lesión cerebral traumática leve (MTBI) o conmoción cerebral representa al menos el 75% de todas las lesiones cerebrales traumáticas.

25 Jul 2011 - Actualidad

Identifican los mecanismos de la lesión cerebral traumática

Expertos estadounidenses demuestran que las fuerzas desatadas por una explosión alteran la estructura del complejo de adhesión focal, lo que causa una reacción en cadena de destrucción molecular dentro de las células nerviosas del cerebro.

Copyright © 2018 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?