Domingo, 16 de Diciembre del 2018

Últimas noticias

SOCIEDAD EUROPEA DE RESPIRATORIO

Las bacterias que se transmiten en el útero, relacionadas con el nacimiento prematuro y las dificultades para respirar

EUROPA PRESS · 18 septiembre 2018 00:53

Los bebés nacidos muy prematuramente son más propensos a albergar la bacteria 'Ureaplasma', según una nueva investigación que se presenta el domingo en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Respiratorio, que se celebra en París, Francia. Las bacterias 'Ureaplasma' a menudo están presentes en el canal de parto, pero son inusualmente pequeñas y difíciles de detectar. Las bacterias pueden pasarse a los bebés durante el embarazo o el nacimiento, y pueden causar una infección respiratoria en los recién nacidos.

La nueva investigación muestra que los bebés muy prematuros que tienen bacterias 'Ureaplasma' en los pulmones al nacer presentan más probabilidades de desarrollar problemas respiratorios durante su primer año de vida y menos probabilidades de sobrevivir. También revela que un antibiótico ampliamente disponible que es efectivo contra 'Ureaplasma' en el laboratorio se puede administrar de manera segura a bebés prematuros y, por lo tanto, podría tener un papel en el tratamiento de bebés prematuros en el futuro.

La encargada de presentar el estudio, la profesora de Pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, Baltimore, Estados Unidos, Rose Marie Viscardi, explica: "La investigación ya ha sugerido un vínculo entre la infección por 'Ureaplasma', el nacimiento prematuro y una enfermedad pulmonar grave llamada displasia broncopulmonar. Los bebés nacidos prematuramente con esta afección pueden tener problemas respiratorios a largo plazo como asma y pueden requerir oxígeno en el hogar, medicamentos para la respiración, más visitas al médico y es más probable que sean ingresados en el hospital".

"He estado estudiando la asociación entre la infección respiratoria 'Ureaplasma' y la displasia broncopulmonar durante más de 20 años. Una pregunta clave es si esta bacteria está causando problemas de salud en los recién nacidos y, de ser así, si la eliminación de la bacteria mejora los resultados para estos bebés muy pequeños", añade.

La profesora Viscardi estudió a un grupo de 121 bebés nacidos entre los 24 y 28 meses de gestación (alrededor de seis meses). La mitad de los bebés fueron tratados con un ciclo de tres días de azitromicina (20 mg por kg del peso del bebé por día), mientras que la otra mitad recibió un placebo. Todos fueron evaluados para determinar la presencia de bacterias 'Ureaplasma' en sus narices y tráqueas antes y después del tratamiento, y seguidos durante su primer año de vida.

Bacterias en la tráquea al nacer

Los investigadores encontraron que el 36% de todos los bebés en el estudio daban positivo para 'Ureaplasma', pero esto aumentó al 45% entre los bebés más prematuros nacidos entre las 24 y 26 semanas de gestación. En comparación con los bebés sin la infección o aquellos que solo detectaron la bacteria en la nariz, estos bebés muy prematuros que tenían 'Ureaplasma' en la tráquea al nacer presentaban menos probabilidades de sobrevivir (71% en comparación con el 90% y el cien por cien), y registraban más probabilidades de desarrollar displasia broncopulmonar y otros problemas respiratorios durante su primer año de vida (67% en comparación con 50 y 21%).

El estudio sugiere que el curso de tres días de tratamiento con azitromicina era seguro para estos bebés prematuros y eficaz para erradicar la bacteria 'Ureaplasma'. Los autores advierten que es un estudio pequeño, pero dicen que los resultados también muestran que la probabilidad de muerte o enfermedad respiratoria severa un año después del nacimiento era menor en bebés tratados con azitromicina en comparación con bebés con 'Ureaplasma' y tratados con placebo (33% frente a 86%).

Viscardi agrega: "Creemos que la bacteria 'Ureaplasma' puede interactuar con las defensas inmunitarias de una madre y su bebé y provocar una infección crónica con inflamación persistente. Esto puede provocar un parto prematuro o una ruptura prematura de las membranas y desarrollo inmaduro del pulmón, lo que contribuye al desarrollo de la displasia broncopulmonar".

Y continúa: "Este estudio muestra que la infección respiratoria por 'Ureaplasma' es muy común en bebés extremadamente prematuros y los médicos deberían considerar la posibilidad de realizar pruebas para detectar la infección en los recién nacidos que corren riesgo. También sugiere que el ciclo de tres días de azitromicina es seguro y efectivo. todavía no hay suficiente evidencia para recomendar el tratamiento de rutina de la infección respiratoria 'Ureaplasma' y estamos planeando un ensayo clínico más grande para abordar esta cuestión".

Noticias relacionadas

28 Mar 2018 - Actualidad

Un test predice dificultades de aprendizaje en niños prematuros

Investigadores de la Universidad de Almería comparan las funciones cerebrales en niños de 4 y 5 años nacidos entre los 6 y 7 meses de gestación y otros a término para determinar si en el parto hay riesgos que afecten a su desarrollo cognitivo.

23 Jun 2017 - Actualidad

Relacionan el síndrome de distrés respiratorio en neonatos prematuros con la presencia del hongo Pneumocystis jirovecii

Investigadores del CIBERESP detectan en un estudio con neonatos la alta prevalencia de este hongo y el riesgo que implica para la supervivencia de los recién nacidos prematuros al causar colapso alveolar.

Copyright © 2018 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?