Lunes, 16 de Julio del 2018

Últimas noticias

FISIOPATOLOGÍA DIGESTIVA

Investigadores del VHIR relacionan las molestias por gases abdominales con una bacteria

JANO.es · 27 junio 2013 10:16

Un estudio demuestra que los pacientes que acuden a la consulta por flatulencia no producen mayor cantidad de gases, sino que éstos son más irritantes debido a la presencia de 'Bilophila wadsworthia'.

El equipo del Grupo de Investigación en Fisiología y Fisiopatología Digestiva del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR), que estudia la relación entre la microbiota intestinal y determinados síntomas digestivos, ha identificado las bacterias responsables de producir más gas intestinal, pero, sobre todo, de aumentar la sensibilidad a estos gases en algunos pacientes. El estudio determina cómo influye la dieta en estos síntomas y en la cantidad de gas evacuado, y además establece diferencias de composición de la microbiota intestinal entre los pacientes con síntomas y los pacientes sin síntomas.

El trabajo, publicado en la revista GUT, evaluó los hábitos dietéticos de dos grupos de pacientes, homogeneizándolos al máximo para que no hubiera diferencias que ya de por sí pudieran determinar una mayor flatulencia. De hecho, incluso las personas que al inicio presentaban más gases intestinales ya tendían a una dieta muy pobre en productos flatulentos. “En primer lugar, nos planteamos una comparativa en condiciones basales, es decir, sin hacer ninguna intervención, y se evidenció que las personas aquejadas de gases no tienen un mayor volumen de éstos en comparación con el grupo de individuos de control, pero sí es mayor el número de veces que expulsan estos gases”, explica el Dr. Fernando Azpiroz, responsable del Grupo de Investigación en Fisiología y Fisiopatología Digestiva del VHIR.

Ante una dieta flatulenta, con alimentos ricos en residuos que fermenten, especialmente leguminosas, en ambos grupos aumentó el volumen de gas en el intestino y el número de veces que expulsaban estos gases. Consecuentemente, también se produjo un aumento de los síntomas abdominales. Cuando se estudió la microbiota presente en las heces de todos los individuos, se vio que existían diferencias entre ambos grupos. En los pacientes que ya inicialmente presentaban síntomas de flatulencia o meteorismo, cuando se les forzó a seguir una dieta rica en productos que favorecen esta flatulencia, la microbiota se vio rápidamente afectada respecto a las condiciones anteriores al cambio de dieta.

“Vimos que disminuía la diversidad de especies y el balance entre ellas quedaba afectado, lo cual provocaba una inestabilidad en la microbiota”, comenta el Dr. Francisco Guarner, responsable del grupo de estudio de Microbiota Intestinal. “En la microbiota intestinal existe una gran cantidad de especies, pero sobre todo dos grandes familias: los firmicutes y los bacteroidetes, que agrupan al 95% de todas las bacterias intestinales”, añade el Dr. Guarner. “En los pacientes con síntomas intestinales se da una rotura del equilibrio entre unas y otras, y la proporción entre ellas queda afectada. Además, estos cambios afectan principalmente a las especies Bacteroides fragilis y Bilophila wadsworthia. En cambio, entre los individuos sin síntomas la microbiota permanece estable”, afirma.

Así, una dieta más rica en alimentos flatulentos sólo altera la microbiota intestinal en aquellos pacientes que ya al inicio muestran síntomas y son más sensibles, mientras que en los del grupo de control no hay cambios significativos más allá de un aumento de los gases. El gran hallazgo del estudio, no obstante, es la presencia de Bilophila wadsworthia en el intestino de los pacientes que presentan síntomas, y no en el intestino de los controles sanos. Esta bacteria, descrita por primera vez el año pasado y claramente relacionada con la inflamación intestinal, es una productora de gas sulfhídrico y aumenta en la biota intestinal dependiendo de los alimentos consumidos. El gas sulfhídrico es irritante y aumenta la sensibilidad intestinal. La cantidad de Bilophila wadsworthia en el intestino se relaciona con la cantidad de gas producido. A mayor número de estas bacterias, mayor presencia de gases, en términos generales.

Gas sulfhídrico

“Entre sanos y afectos de meteorismo no hay un cambio sustancial respecto al volumen de gas producido pero sí respecto a qué lo produce”, explica el Dr. Azpiroz, y añade: “Parece que no es la cantidad de gas lo que origina las molestias sino la composición de éste”. En los pacientes con Bilophila wadsworthia el gas es sulfhídrico, lo que produce mucha irritación y molestias, mientras que en los controles las bacterias productoras de gases producen fundamentalmente hidrógeno, metano y otros gases, que no son irritantes.

En conclusión, las diferencias entre quienes acuden al médico por este motivo respecto a quienes no padecen el problema se centran fundamentalmente en la sensibilidad intestinal y la composición de estos gases, no en el volumen o la cantidad. Cuando se interviene en la dieta de estos pacientes, se vuelven más sensibles y su microbiota intestinal se desequilibra, mientras que en los controles, si bien una dieta flatulente les produce un aumento de los gases, no les supone consecuencias en la composición de la microbiota intestinal.

Noticias relacionadas

12 Ene 2009 - Actualidad

La leche fermentada con Bifidobacterium DN-173 010 mejora la distensión abdominal

También mejora la frecuencia y consistencia de las heces, tiempo de tránsito, gravedad global del síndrome inflamatorio intestinal, dolor abdominal, flatulencia y meteorismo

Copyright © 2018 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?