elsevier

Últimas noticias

AGENCIA ESPAÑOLA DE MEDICAMENTOS Y PRODUCTOS SANITARIOS

España triplica en 10 años el consumo de antidepresivos

JANO.es · 15 enero 2015 11:53

Así, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) muestran un incremento del 159,3%, pasando de 20,4 DHD en 2000 a 52,9 DHD en 2013.

El uso de medicamentos antidepresivos en España se ha triplicado en 10 años, según un informe de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) que analiza el consumo desde 2000, cuando el número de dosis por cada mil habitantes y día (DHD) consumidas fue de 26,5, hasta 2013, en que el número de DHD se cifra en 79,5.
"El mayor uso de los antidepresivos podría explicarse por el aumento de la incidencia de trastornos del estado de ánimo, por la mayor detección diagnóstica por parte de los médicos de atención primaria, y por la extensión de las indicaciones terapéuticas autorizadas para estos medicamentos", expone el documento de la agencia, dependiente del Ministerio de Sanidad.
En total, el aumento se sitúa en un 200%, aunque varía dependiendo del tipo de estimulante consumido. Así, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) muestran un incremento del 159,3%, pasando de 20,4 DHD en 2000 a 52,9 DHD en 2013, y representando el 70,4% del total consumido en 2013. Entretanto, se reduce el consumo de antidepresivos tricíclicos, que pasan de 3,40 DHD en 2000 a 2,90 en 2013.
El organismo adscrito a Sanidad recuerda que el uso de los antidepresivos se ha incrementado en los últimos años en los países occidentales. Entre 200 y 2007, el consumo de antidepresivos en nuestro país fue similar a la media europea .
En España, la prevalencia de un episodio depresivo a lo largo de la vida es del 10,5%, siendo mayor en mujeres (14,4%) que en hombres (6,2%). Se trata de un porcentaje menor que los de Holanda o Estados Unidos, que arrojan cifras superiores al 10% en hombres y 20% en mujeres.
Nuevos fármacos
Para explicar la progresión por fármacos, más allá de que exista un mayor consumo de ISRS, el informe subraya la aparición en estos años de nuevos estimulantes, como el escitalopram (2004), la duloxetina (2006) y la agomelatina (2009).
El documento constata una tendencia creciente en el consumo de ISRS hasta 2004 -con excepción de la fluvoxamina-, seguido de un periodo en el que se registraron pequeñas fluctuaciones en el consumo de los principales ISRS (fluoxetina, paroxetina, sertralina, citalopram). A partir de 2011, se observa una tendencia creciente en el consumo de la mayor parte de los principios activos del grupo.
A este respecto, la AEMPS subraya el uso de escitalopram, enantiómero del citalopram y autorizado en indicaciones similares a éste, que pasa de 1,3 DHD en 2004 a 15,30 DHD en 2013. Su consumo, no obstante, ha empezado a descender tras la publicación, a finales de 2011, de una nota informativa por parte de la agencia española del medicamento sobre los riesgos de su uso prolongado.
Por otra parte, en 2005 se observa una ligera disminución en el consumo de todos los principios activos del grupo -excepto escitalopram-. La reducción porcentual del consumo en 2005 respecto a 2004 podría guardar relación con las recomendaciones para evitar la utilización de ISRS y otros antidepresivos (mirtazapina, mianserina, reboxetina y duloxetina) en niños y adolescentes -actualmente, sólo la fluoxetina cuenta esta indicación-.
Disminuye el consumo de tricíclicos
Asimismo, el consumo de los antidepresivos tricíclicos ha disminuido en un 14,7%a lo largo del periodo, pasando de 3,4 DHD en 2000 a 2,9 DHD en 2013. La amitriptilina fue el principio activo más utilizado del grupo, con un consumo estable que ha fluctuado poco a lo largo del periodo de estudio, oscilando a lo largo de los años entre el 1,3 DHD (2004) y el 1,6 DHD (2013).
En términos absolutos, el consumo de los inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) ha sido anecdótico en comparación con el resto de antidepresivos y ha descendido progresivamente. Actualmente, los IMAO constituyen una alternativa terapéutica de segunda línea en pacientes con depresión resistente a otros antidepresivos.
La AEMPS destaca el uso de la venlafaxina, un antidepresivo indicado también como ansiolítico, cuyo consumo ha pasado del 1,1 DHD en 2000 a 8,6 DHD en 2013; y de la duloxetina, un antidepresivo con indicaciones terapéuticas variadas, que ha pasado de 1,0 DHD en 2006 a 5,3 DHD en 2013.
Por su parte, el consumo de mirtazapina pasado de 0,72 DHD en 2000 a 4,02 en 2013. Asimismo, bupropion, indicado como tratamiento de ayuda en la deshabituación tabáquica, ha visto incrementado su consumo durante el periodo de estudio, aunque en términos absolutos, las cifrsa sean modestas (0,62 DHD en 2013). Finalmente, el uso de la agomelatina, indicada en adultos para el tratamiento de los trastornos de depresión mayor, experimentó también un ligero aumento, a pesar del riesgo de hepatotoxicidad que presenta, las incertidumbres de la relación beneficio-riesgo en mayores de 75 años y la necesidad de monitorizar la función hepática durante el tratamiento.

AEMPS

Noticias relacionadas

25 Ago 2014 - Actualidad

Sugieren el empleo de antidepresivos para hacer frente al meduloblastoma

Científicos identifican un gen que codifica una proteína, Gsa, responsable de la supresión de una forma agresiva del tumor.

16 Feb 2012 - Actualidad

Se multiplican las consultas por trastornos de ansiedad y depresión en pacientes en paro

Médicos de atención primaria recuerdan que la prescripción de benzodiacepinas y antidepresivos debe ir acompañada de una psicoterapia de apoyo.

07 Oct 2011 - Actualidad

El consumo de antidepresivos en mujeres de más de 65 años triplica al de los hombres

Por edades, el grupo al que se prescriben más antidepresivos es el de 81 a 85 años, donde el porcentaje de pacientes que reciben un tratamiento antidepresivo es del 11,9%.

JANO:
Política de privacidad
Publicidad
Sitios Elsevier:
Elsevier.es
Elsevier.com
Fisterra.com

JANO.es es un portal dirigido exclusivamente a los profesionales de la salud.

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utlización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.