Sábado, 23 de Marzo del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'PROCEEDINGS OF THE NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES'

Descifran cómo actúa una proteína presente en bacterias muy peligrosas

CSIC · 12 diciembre 2018 00:00

El estudio, liderado por el CSIC, supone primera evidencia de que algunas bacterias que viven en ambientes que carecen de oxígeno, en los cuales no están tampoco expuestas a la luz.

Un equipo internacional liderado por una investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha estudiado una novedosa proteína que existe, de manera exclusiva, en algunas bacterias anaerobias, aquellas capaces de vivir en ambientes carentes de oxígeno. Los resultados del trabajo, que profundiza en las ¿propiedades únicas¿ de esta proteína presente en bacterias consideradas patógenos ¿muy peligrosos¿, abre las puertas a la búsqueda de nuevas moléculas con actividad antibiótica.

Esta investigación, publicada en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), supone la primera evidencia de que algunas bacterias que viven en ambientes que carecen de oxígeno, en los cuales no están tampoco expuestas a la luz, utilizan mecanismos metabólicos que hasta ahora se pensaba que eran exclusivos de los organismos fotosintéticos, como las algas y las plantas.

"Desde el punto de vista biomédico, el estudio presenta aún más relevancia si cabe, porque algunas de las bacterias en las que se encuentra esta proteína son patógenos extremadamente peligrosos, entre los que se incluyen Clostridium difficile, Clostridium botulinum y Clostridium tetani, causantes de la colitis pseudomembranosa, el botulismo y la enfermedad del tétanos, respectivamente", detalla la investigadora del CSIC Mónica Balsera, que trabaja en el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca.

En concreto, la proteína estudiada es quimera de dos proteínas diferentes: la Tiorredoxina Reductasa dependiente de NADPH (NTR), que está presente en todos los organismos vivos conocidos, y la Tiorredoxina Reductasa dependiente de Ferredoxina (FTR), que es exclusiva de los organismos fotosintéticos. "La proteína resultante, denominada Flavín-Tiorredoxina Reductasa dependiente de Ferredoxina (FFTR), es especial porque contiene una mezcla inédita de las funcionalidades de las dos proteínas iniciales", precisa Balsera, responsable de la investigación.

Para llevar a cabo este estudio, ha sido clave la obtención de la estructura tridimensional de la proteína con una resolución atómica, que se ha conseguido mediante experimentos de difracción de rayos-X de alta energía, realizados en los sincrotrones ALBA (Barcelona) y Diamond (Oxford, Reino Unido).

"Existe una multitud de variantes de las reacciones metabólicas que ocurren en los seres vivos. Dada su relevancia, la gran mayoría de los procesos metabólicos han sido estudiados y caracterizados de manera extensiva durante las últimas décadas. No obstante, aún es posible encontrar, tal y como demuestra nuestra investigación, nuevas variedades de procesos metabólicos en determinados organismos", añade Balsera.

Además del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca, el estudio ha contado con la participación de investigadores de la Universidad de California en Berkeley y de la Universidad de Neuchâtel (Suiza), así como del Instituto de Biología Celular y Molecular del Cáncer (CSIC) y del Grupo de Ingeniería Metabólica de la Universidad de Salamanca.

Noticias relacionadas

19 Oct 2017 - Actualidad

Bacterias depredadoras contra los patógenos de la fibrosis quística

La inoculación de estos microorganismos presentes en el microbioma del pulmón podría contribuir a erradicar los patógenos de la enfermedad en los estadios iniciales de su colonización, según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid.

01 Aug 2016 - Actualidad

Identifican una bacteria de las fosas nasales que elimina a varios de los patógenos más extendidos y resistentes

El microorganismo, llamado Staphylococcus lugdunensis, genera un antibiótico natural que inhibe a un amplio grupo de bacterias, entre las que se encuentran S. aureus, Enterococcus faecalis, Streptococcus pneumoniae o la Escherichia coli.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?