Jueves, 24 de Enero del 2019

Últimas noticias

GINECOLOGÍA

Asocian probióticos con menor riesgo de preeclampsia en el embarazo

JANO.es · 23 septiembre 2011 00:00

El trastorno, que afecta al 5% de las embarazadas, es peligroso si el médico no lo detecta a tiempo, ya que: puede transformarse en eclampsia, que hace que la madre tenga convulsiones o entre en estado de coma.

La embarazadas que consumen regularmente leche o yogur con probióticos serían poco propensas a sufrir un aumento súbito de la presión a partir de la semana 20 de gestación, es decir, una preeclampsia. El trastorno, que afecta al 5% de las embarazadas, puede ser peligroso si el médico no lo detecta: puede transformarse en eclampsia, que hace que la madre tenga convulsiones o entre en estado de coma.

Entre más de 33.000 mujeres noruegas, que, hacía seis años, habían tenido un bebé, un equipo observó que las que más leche o yogur con probióticos habían consumido a diario durante el embarazo tenían menos probabilidad de preeclampsia: un 4,1%, comparado con el 5,6% de las que no habían ingerido alimentos con probióticos.

Tras considerar otras diferencias (peso, educación y tabaquismo), las consumidoras de probióticos conservaban un 20% menos de riesgo de desarrollar la complicación.

No existe una forma probadamente efectiva para prevenir la preeclampsia y los nuevos resultados no significan que los probióticos lo sean, según aclaró el Dr. Bo Jacobsson, del Norwegian Institute of Public Health (Noruega), y coautor del estudio.

En cambio, los resultados señalan una correlación entre un consumo más alto de probióticos y una reducción del riesgo de desarrollar preeclampsia, lo que para el Dr. Jacobsson debería evaluarse en nuevos estudios.

En teoría, los probióticos reducirían el riesgo de desarrollar preeclampsia al intervenir en el sistema inmunológico y el proceso de inflamación sistémica. Pero aún hay que demostrarlo.

Los resultados, publicados en American Journal of Epidemiology, surgen de 33.399 participantes del estudio noruego más grande sobre salud materna e infantil. Durante el embarazo, las mujeres completaron cuestionarios sobre alimentación y estilo de vida, incluido el consumo de probióticos.

Las que los consumían todos los días tenían un 20% menos de riesgo de desarrollar preeclampsia. Es una diferencia "modesta", pero el Dr. Jacobsson agregó que es "importante" porque apunta hacia una nueva área de investigación: averiguar si los probióticos pueden modificar el riesgo de desarrollar la complicación del embarazo.

Por ahora, el Dr. Jacobsson recomendó que las embarazadas no consuman más probióticos con la idea de prevenir la preeclampsia, ya que nadie sabe cómo hacerlo y ciertos factores aumentan el riesgo de desarrollarla, como la obesidad, la presión alta antes del embarazo, tener un embarazo múltiple y haber tenido preeclampsia en embarazos previos.

Noticias relacionadas

23 Mar 2011 - Actualidad

Defectos genéticos podrían predisponer a la preeclampsia

Investigadores norteamericanos identifican los primeros factores de riesgo genético asociados a la preeclampsia en pacientes con y sin enfermedades autoinmunes.

02 Mar 2011 - Actualidad

Relacionan la preeclampsia con un gen regulador del sistema inmunitario

Investigadores de Estados Unidos hallan sobrerregulación de una enzima implicada en la modificación del ácido siálico.

18 Jan 2011 - Actualidad

Estatinas para tratar la preeclampsia

Aunque no se recomiendan en el primer trimestre de embarazo, un equipo japonés de investigadores apunta que el uso vigilado del fármaco podría ser muy eficaz para tratar la preeclampsia.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?